ep march 14 2020 - new york new york united states a couple wearing mask strolling by the apple
Tienda de AppleJonathan Alpeyrie

Primera victoria clave para Apple en su disputa con la Comisión Europea por sus impuestos. El Tribunal General de la UE ha anulado la sanción de 13.000 millones que le impuso Competencia de la UE por las supuestas ayudas ilegales que habría recibido de Irlanda. Por ello, Bruselas obligaba al gigante tecnológica a devolverlas con intereses.

  • 444,45$
  • -2,45%

La decisión no puede darse por definitiva, porque tanto la Comisión Europea como Apple tienen dos meses para presentar un recurso de casación.

En 2016, el Ejecutivo de la UE concluyó que Irlanda había concedido ventajas fiscales ilegales a la multinacional liderada por Tim Cook que le permitieron pagar "sustancialmente menos" impuestos que otras empresas, un trato "selectivo" según Bruselas que otorgó una "ventaja significativa" y que se prolongó entre 2003 y 2014.

Ahora, el Tribunal considera que la Comisión concluyó incorrectamente que las autoridades fiscales irlandesas habían otorgado a dos filiales de Apple (ASI y AOE) una ventaja competitiva irregular.

LAS CONCLUSIONES

"La Comisión debería haber demostrado que esos ingresos representaban el valor de las actividades realmente realizadas por las propias sucursales irlandesas, teniendo en cuenta, entre otras cosas, las actividades y funciones realmente realizadas por las sucursales irlandesas", concluye el Tribunal.

Además, entiende que el Ejecutivo comunitario tampoco ha podido demostrar la existencia de "errores metodológicos" en los acuerdos fiscales entre Dublín y Apple que condujeran a una reducción de los beneficios de la multinacional que debían ser gravados en Irlanda.

"Aunque el Tribunal General lamenta la naturaleza incompleta y a veces inconsistente de los 'tax rulings' cuestionados, los defectos identificados por la Comisión no son, en sí mismos, suficientes para demostrar la existencia de una ventaja", indica respecto a su incompatibilidad con la normativa de la UE.

El Ejecutivo irlandés ha celebrado la decisión de la Justicia comunitaria porque, entiende, siempre actuó cumpliendo la normativa fiscal de su país y no hubo tratamiento especial a las filiales de la multinacional californiana.

Noticias relacionadas

contador