• Amazon, Google, Apple y Microsoft han registrado caídas importantes arrastrados por Facebook
  • Los analistas coinciden que el sector no muestra debilidad, aunque sí una corrección
mark zuckerberg facebook algoritmos
Mark Zuckerberg (Facebook)BOLSAMANIA
301,47$
  • -1,18$
  • -0,39%

Los datos son una fuente de ingresos importante para Facebook. Tras el escándalo del robo de datos de 50 millones de cuentas, la red social de Mark Zuckerberg se ha desplomado un 11% en una semana. Pero los inversores no sólo han castigado a Facebook. El sector tecnológico en general y con ello el Nasdaq se han visto arrastrado. Los analistas coinciden en que el sector no muestra debilidad, sino que es una corrección.

A partir de ahora, la reacción de cómo resolverán ese acceso a los datos y la inversión que realizará en ciberseguridad será lo que miren con lupa los analistas e inversores. No obstante, el punto importante que llega tras la caída es el incremento de regulación en el sector.

Una regulación que tiene que llegar “porque no es normal que se amparen en todas las condiciones que aceptas al dar un click. Son unos términos que nadie se lee y frente al sector financiero, que es uno de los más regulados en el que tienes que explicar cualquier acción”, explica Celso Otero, analista de Renta 4.

Este aumento de regulación es lo que ha hecho que no sólo Facebook se haya visto afectada en bolsa por el robo de datos, sino que el resto de tecnológicas hayan caído con fuerza. Así, Google se ha dejado un 7,5%; Apple y Microsoft han caído un 5%. Por su parte, Amazon ‘sólo’ se ha dejado un 2% desde el cierre del viernes 16 de marzo y en esta semana ha conseguido sobrepasar a Google por capitalización bursátil.

“Esta no es la primera vez que Facebook es objeto de noticias que causan la caída del valor y siempre ha acabado recuperándose”

Las caídas se deben, en gran medida, a que se han podido ver riesgos en la seguridad de las redes sociales, lo que se traducirá en más regulación en relación con el tratamiento de datos. “El aumento de regulación puede provocar que parte de los ingresos que tienen las compañías de redes sociales, ya que una parte importante provienen de la venta de esos datos”, comenta Otero.

Por otro lado, el sector tecnológico también está sufriendo porque los analistas están teniendo en cuenta el riesgo de que la Unión Europea imponga un impuesto temporal sobre el 3% de los ingresos de las grandes tecnológicas. “El impuesto de la UE sería un impuesto temporal hasta que se encontrara una solución a largo plazo para que los gigantes tecnológicos soporten una carga fiscal a la par que otras empresas”, explica Salvador Alves, analista de Orey iTrade.

Peter Garnry, jefe de estrategia en renta variable de Saxo Bank, explica que este es un movimiento para hacer que las empresas de tecnología, que utilizan los precios de transferencia para evitar impuestos en los países con altas tasas, paguen más a la sociedad. “Estas son solo las primeras señales de que las principales compañías tecnológicas estarán más reguladas en el futuro. Es clave para los inversores a largo plazo tener en cuenta esto”. apunta Garnry.

EL SECTOR TECNOLÓGICO COMO GANADOR DE LA ECONOMÍA ACTUAL

“Es difícil saber si este escándalo va a afectar a largo plazo en una pérdida de usuarios, porque han perdido la confianza y que se traduzca en más caídas en bolsa”, apunta Nicolás López, analista de M&G Valores. No obstante, puntualiza que es una cuestión particular de Facebook y no del sector: “Lo que pasa es que las compañías del Nasdaq han subido mucho en los últimos meses y cualquier excusa es buena para que haya una fase de corrección”, apunta López.

Roberto Brezal, analista de Orey iTrade, asegura que el sector tecnológico sigue sin mostrar “ninguna señal de debilidad”. Además, ejemplifica con Amazon, que se ha convertido en la segunda empresa más valiosa del mundo. “Es un claro ejemplo de la fortaleza del sector”, añade. También apunta que otras empresas tecnológicas como Nvidia o Lam Research siguen cotizando en zona de máximos histórico, “de momento nada invita al pesimismo en sector”.

Salvador Alves coincide en la afirmación: “Esta no es la primera vez que Facebook es objeto de noticias que causan la caída del valor y siempre ha acabado recuperándose”. Alves añade que es una preocupación a corto plazo y que “no tiene impacto material en la rentabilidad de la empresa”.

LA CAJA DE LAS TECNOLÓGICAS, SU SALVACIÓN

No sólo las tecnológicas, ni el Nasdaq están sufriendo en bolsa este mes, todo el mercado bursátil registra grandes pérdidas y una gran volatilidad. En este 2018, tanto el Dow Jones (-3,4%) como el S&P 500 (-1,5%) cotizan ya en negativo frente al cierre de 2017, mientras el Nasdaq 100 reduce su avance hasta el 3,8%.

En la coyuntura económica actual con un entorno de subida de tipos de interés y un mercado, el de EEUU, que se está cerrando al exterior, puede haber más inflación lo que provocaría que las compañías más endeudadas suban un poco los costes. “En este contexto el sector tecnología es ganador porque tiene mucha caja neta, además de unos balances saneados y no tienen problemas financieros”, explica Celso Otero, de Renta 4.

Sin embargo, matiza que hay que diferenciar entre compañías. “Alphabet se verá penalizada por el incremento de regulación sobre todo por la posición dominante que tiene ha estado cayendo. Pero las valoraciones están sustentadas por la elevada generación de caja que produce”, explica.

Las FAMAG, las grandes tecnológicas (Facebook, Amazon, Microsoft, Apple y Google), cerraron 2017 con una caja de 355.000 millones de dólares. Facebook, la red social por excelencia, aumentó su caja un 41% hasta los 41.711 millones de dólares. Pero la compañía de Mark Zuckerberg no ha parado de generar efectivo neto desde 2014. De hecho, al cierre de 2017 registró un aumento de 270% en comparación con la caja de 2014 y de 126% respecto a 2015.

Noticias relacionadas

contador