• Los datos sustraídos fueron utilizados para apoyar la campaña presidencial de Donald Trump
  • La empresa canadiense también trabajo a favor del 'Sí' en el referendum británico para dejar la UE
  • La declaración de Christopher Wylie sumado a a la investigación de The New York Times y The Guardian han destapado la trama
facebookmark
324,760$
  • -3,770$
  • -1,15%

La respuesta por parte de Facebook no se ha hecho esperar. La red social ha suspendido la cuenta de Christopher Wylie, el exempleado de Cambridge Analytica, tras denunciar que esta empresa de análisis de datos recopiló ilegalmente datos personales de más de 50 millones de usuarios de la red social para apoyar la campaña presidencial de Donald Trump y otros proyectos de la compañía. La reacción en bolsa tampoco se ha hecho esperar, ya que su caída ha sido del 6,76% al cierre de la sesión de este lunes.

La caída de acciones de Facebook reduce aproximadamente en 34.000 millones de dólares el valor de mercado de la red social, una caída que equivale al valor bursátil de 30 de las 35 compañías del Ibex. Wall Street ha respondido con dureza de esta forma a todo lo desvelado en los últimos días y la forma en que la compañía ha gestionado la situación. Y así Facebook ha registrado su peor caída diaria desde el 26 de marzo de 2014.

La primera reacción de Facebook ha sido hecha pública por el propio Christopher Wylie en su cuenta de Twitter. "Suspendido por Facebook. Por avisar. De algo que han sabido en privado desde hace dos años", ha escrito en un mensaje acompañado de una captura de pantalla de su perfil de Facebook donde aparece el habitual mensaje de "cuenta suspendida", según recoge Europa Press.

REPORTAJE

El reportaje de The New York Times y The Guardian se basa en declaraciones de antiguos trabajadores de la empresa, socios y documentos y revela la que sería una de las filtraciones de datos más importantes de la historia de Facebook. Cambridge Analytica utilizó los datos recogidos sin autorización a principios de 2014 para elaborar un programa informático que predijera e influyera sobre las opciones electorales. Wylie es un extrabajador de la compañía que colaboró con un profesor de la Universidad de Cambridge para obtener los datos para después presentar a cada elector publicidad política personalizada.

Estos más de 50 millones de perfiles suponen aproximadamente un tercio de los usuarios activos estadounidenses y casi una cuarta parte de los votantes potenciales. "Utilizamos Facebook para recopilar los perfiles de millones de personas y construir modelos para sacar partido a lo que sabíamos de ellos y apelar a sus demonios interiores. Ese era el fundamento sobre el que se construyó toda la empresa", ha afirmado Wylie en declaraciones al 'Observer'.

The New York Times informa de seis entrevistas con antiguos trabajadores y contratistas de Cambridge Analytica y correos electrónicos y documentos filtrados que demostrarían que no solo trabajaban con datos privados de Facebook y que siguen en poder de la mayoría de esta información. La aplicación que recopilaba los datos era thisisyourdigitallife, obra del profesor universitario Aleksandr Kogan, de la Universidad de Cambridge. La empresa de Kogan, Global Science Research (GSR) y Cambridge Analytica pagaron a cientos de miles de usuarios para hacerse pruebas de personalidad y así obtener sus datos para uso académico.

Sin embargo, también recopilaba información de los amigos de Facebook de los sujetos del estudio, con lo que se lograron millones de datos. Las condiciones de uso de Facebook limitan la recolección de datos de amigos para mejorar la experiencia de usuario en la propia aplicación y prohíbe expresamente usarlos para su venta o para publicidad. El viernes, Facebook anunció la suspensión de Cambridge Analytica y su empresa matriz, Strategic Communication Laboratories (SCL) por informaciones sobre que no borraron la información de los usuarios y por un uso compartido inapropiado.

Un portavoz de Cambridge Analytica ha explicado que GSR "por contrato solo obtenía datos conforme a la Ley de Protección de Datos de Reino Unido con el permiso informado de cada participante". "Cuando quedó claro que los datos no fueron obtenidos por GSR de conformidad con los términos de servicio de Facebook, Cambridge Analytica borró todos los datos obtenidos de GSR", ha asegurado.

La campaña de Trump no ha respondido a una petición de comentario y Facebook no menciona a Trump ni ninguna otra campaña en su información, firmada por el consejero general adjunto, Paul Grewal. La campaña de Trump contrató a Cambridge Analytica en junio de 2016 y le pagó 6,2 millones de dólares, según los datos de la Comisión Federal Electoral. Según las informaciones, otro cliente político de la compañía fueron los miembros a favor de salir de la Unión Europea en el referéndum del Brexit.

Noticias relacionadas

contador