ep prototipo del volkswagen idlife
VOLKSWAGEN

El vehículo eléctrico es ya una realidad y todo apunta a que sustituirá totalmente a los actuales motores de combustión debido a los planes de reducción de emisiones en todo el mundo. Así, según Infineon, se espera que hasta el 50% de todos los vehículos sean conducidos por un sistema de propulsión parcial o totalmente eléctrico para el año 2030.

  • 27,470€
  • 0,00%
  • 150,020€
  • 1,15%

Tal y como aseguran los analistas de Singular Bank, un factor importante en el vehículo eléctrico es que China, el mercado de automóviles de mayor crecimiento, ha anunciado restricciones de emisiones de dióxido de carbono. De esta forma, aproximadamente el 30% de los vehículos de pasajeros en sus carreteras podrían ser modelos de solo batería, híbridos enchufables y totalmente híbridos en unos años.

Y, en este escenario, los citados expertos destacan dos compañías y un ETF cuyo negocio gira en esta nueva órbita:

1.- Volkswagen. El fabricante alemán, propietario de marcas como Audi, Bugatti, Porsche o SEAT, pretende, según recoge su nuevo plan ‘New Auto’, que la mitad de sus ventas en 2030 procedan de vehículos eléctricos y confía en superar a Tesla en unidades vendidas en 2025.

De esta empresa, Singular Bank resalta también su plataforma única de producción de baterías para el 80% de sus vehículos eléctricos, que entrará en funcionamiento en 2023 y que “permitirá al grupo aprovechar economías de escala y reducir en hasta un 50% el coste de fabricación”.

Igualmente, señala que la compañía contará con una nueva fuente de ingresos por almacenaje de energía derivado de la conectividad de las baterías de los coches a la red eléctrica.

2.- Infineon. La sociedad creada en 1999 por la escisión del área de semiconductores de Siemens es líder mundial en electrónica de automoción, siendo el mayor y más fiable de proveedor de chips de electromovilidad.

Entre sus puntos fuertes, los mencionados gestores alaban su oferta de chips escalables (que incluyen sensores, microcontroladores, controladores de puerta y semiconductores de potencia), al igual que sus diseños de carga rápida para vehículos eléctricos conectados a la estación de carga.

3.- iShares Electric Vehicles and Driving Technology. Es el ETF (fondo cotizado) centrado en vehículos eléctricos de la firma Blackrock. Se trata de un instrumento de inversión que no solo busca incluir a los beneficiarios directos del sector, sino también a sus distribuidores, apostando por proveedores que cambian la forma de conducir.

De este producto financiero, Singular Bank pone de relieve la diversificación que ofrece. “Como ETF, ofrece una manera diversificada de invertir a través de un único instrumento en la megatendencia del coche eléctrico”, argumenta la entidad. Entre las mayores posiciones del ETF, figuran el fabricante de automóviles eléctricos Tesla (3,15%), el grupo de semiconductores Nvidia (2,97%) o la empresa manufacturera de componentes eléctricos china BYD (2,95%).

La española CIE Automotive también está presente en el listado de títulos en el que se encuentra invertido el fondo. En concreto, el peso de la compañía vasca en el ETF es, actualmente, del 0,31%.

Según concluyen desde Singular Bank, el ETF acumula una revalorización próxima al 60% desde su lanzamiento en febrero de 2019, aunque en lo que llevamos de año cae alrededor de un 7%, “lo que podría resultar un buen punto de entrada de cara al largo plazo”.

Noticias relacionadas

contador