La crisis bursátil de Gestamp reduce en 570 millones la fortuna de los Riberas

Desde que salió a bolsa hace dos años, sus acciones han bajado un 25%

César Vidal
Bolsamania | 18 ago, 2019 12:26
ep francisco j riberas presidente ejecutivo gestamp
Francisco Riberas, presidente de GestampGESTAMP

GESTAMP AUTOM

4,600

17:38 13/09/19
1,63%
0,07

Malos tiempos en bolsa para Gestamp, el fabricante de componentes para automóviles controlado casi en un 70% por la familia Riberas, considerada una de las más ricas de España y liderada por Francisco Riberas, presidente de la compañía; y su hermano Jon Riberas, vicepresidente.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos, junto a la caída de las ventas de coches a nivel global, están provocando que los inversores castiguen la cotización de Gestamp de manera notable.

El grupo salió a bolsa en 2017 a 5,60 euros por acción, valorado en 3.222 millones de euros. La familia Ribera captó unos 1.000 millones de euros en la operación, que valoraba su 69,79% restante en 2.248 millones de euros. En junio de 2018, marcó un máximo histórico en 7,42 euros, pero desde entonces ha encadenado una tendencia claramente bajista.

Desde el máximo de 2019, marcado en 5,88 euros en el mes de abril, el valor se ha dejado un 31%, lo que ha reducido su valor en bolsa hasta 2.400 millones de euros. Esto, a su vez, ha recortado el valor de la participación de la familia Riberas hasta 1.675 millones. Una reducción de 573 millones de euros sobre la valoración realizada hace dos años en la salida a bolsa.

El consenso de mercado valora las acciones de Gestamp en 6,50 euros, con un potencial alcista del 38% sobre el precio de mercado actual, que supone un mínimo histórico. Desde los máximos anuales, el potencial alcista del valor sería del 10%. Una de las últimas firmas en recortar su valoración fue Deutsche Bank, hasta 5,50 euros desde los anteriores 6 euros por título.

La caída en la producción de automóviles a nivel global y la ausencia de una recuperación sostenida del sector, que se enfrenta a un alto nivel de incertidumbre, ha provocado que los analistas aumenten su cautela sobre el valor.

Gestamp publicó a finales de julio sus resultados semestrales, que calificó como “el mejor de su historia en ingresos y Ebitda a pesar del complejo entorno del mercado”. La empresa mejoró su margen Ebitda hasta el 11,5% “a pesar del impacto negativo puntual por las condiciones subyacentes del mercado y los costes asociados al lanzamiento de nuevos proyectos”.

Desde Renta 4, destacaron la “gran evolución frente al mercado”, aunque al mismo tiempo remarcaron “que su cotización sigue muy penalizada por la débil evolución del mercado”, lo cual les ha obligado a poner bajo revisión su precio objetivo de 7,40 euros por título.

En este sentido, el consejero delegado, Francisco López Peña, ha reconocido que la empresa encara “situaciones complicadas, ya que el entorno del automóvil se ha mantenido desafiante” durante el primer semestre. Y aunque la empresa ha obtenido buenos resultados, los analistas no esperan una buena evolución en bolsa de un sector que atraviesa una gran incertidumbre.

Sin ir más lejos, después de que EEUU finalice sus negociaciones comerciales con China, los expertos anticipan que la Administración Trump mantendrá una postura muy dura con la Unión Europea, y una de sus armas de presión serán los posibles aranceles sobre el sector del Automóvil. Por lo tanto, el mercado está descontando que ese entorno “desafiante” mencionado por López Peña se mantendrá a largo plazo.

Por análisis técnico, José María Rodríguez, analista de Bolsamanía, comenta que Gestamp es un título en "caída libre absoluta, y eso lo dice todo. Lo que no quita para que, en teoría, pueda rebotar con fuerza en el corto plazo, como consecuencia de que le tenemos en plena zona de soporte: la base del impecable canal bajista por el que se viene desplazando el precio desde mediados de abril".

No obstante, Rodríguez añade que “aun cuando pudiera rebotar hacia la parte alta del canal (y no estoy diciendo que lo vaya a hacer) el título seguiría siendo impecablemente bajista. Mucho cuidado, además, si este perforara la base del canal, ya que las caídas podrían acelerarse más si cabe”.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión