ep obras de construccion 20200408165818
Obras de construcciónUGT

Las seis grandes constructoras que cotizan en España (ACS, Ferrovial, Acciona, Sacyr, OHL y FCC) han acumulado unas ganancias de 220,8 millones de euros hasta marzo de 2020, lo que supone una caída interanual del 38,6%. Es cierto que el primer trimestre es tradicionalmente el peor para estas compañías, pero la pandemia del Covid hace que los peores augurios se trasladen al segundo trimestre.

  • 93,15€
  • 1,31%

ACS

  • 24,14€
  • 1,47%

FCC

  • 8,60€
  • 4,24%
  • 23,52€
  • 1,34%

OHL

  • 0,64€
  • 4,38%
  • 1,93€
  • 2,12%

A pesar de que la construcción ha sido uno de los sectores menos perjudicados por el estado de alarma, las cuentas reflejarán la paralización total de la actividad durante las dos primeras semanas de abril y la caída de las concesiones por parte del sector público, que ha estado centrado en frenar la crisis sanitaria. Sus negocios de gestión de autopistas y aeropuertos también verán mermados sus ingresos por las restricciones de movilidad.

El estado de alarma comenzó el 14 de marzo y se prolongará hasta el próximo 7 de junio, siempre y cuando el Gobierno de coalición no consiga una nueva prórroga, por lo que estará vigente durante casi todo el segundo trimestre, impactando negativamente en los resultados empresariales.

OHL fue la última en advertir el daño que el Covid-19 va a tener en su balance, aunque no se atrevió a cuantificar el impacto concreto. La compañía realizó esta agorera predicción después de anunciar esta semana que perdió 7,3 millones en el primer trimestre, un resultado que tiene una lectura negativa y otra positiva: mantuvo sus números rojos, pero los redujo en un 5,3% interanual.

FCC también prevé efectos negativos como consecuencia del coronavirus y ya ha provisionado 20 millones para apuntalar sus cuentas. Esta dotación no le ha impedido mantener el pago del dividendo, pero sí provocó una caída interanual del 61,2% en su beneficio neto, que descendió hasta los 28,1 millones. Sacyr también provisionó 30 millones por el Covid, reduciendo sus ganancias en un 16%, hasta los 32 millones.

En Ferrovial, las consecuencias de la pandemia ya son patentes. La constructora liderada por Rafael del Pino es especialmente vulnerable por la importancia de sus negocios de aeropuertos y autopistas, que han reducido drásticamente sus ingresos con el confinamiento. Y así lo reflejan sus cuentas del primer trimestre, que sufrieron un "impacto sin precedentes" y las pérdidas aumentaron hasta los 111 millones, un 13% más.

Otra de las constructoras españolas que más depende de las autopistas es ACS, que redujo un 28,5% su beneficio, hasta los 201 millones, por la menor aportación de Abertis. Esta filial se vio afectada por las medidas de confinamiento y las restricciones a la movilidad decretadas en la mayoría de los países donde opera, provocando que los ingresos del área de concesiones se redujeran un 15% interanual. La compañía de Florentino Pérez espera recuperar paulatinamente la actividad a medida que se levantes las restricciones, pero el segundo trimestre ya está perdido.

Sin duda, Acciona es la menos expuesta a la pandemia gracias a su negocio de energías renovables. De hecho, obtuvo un beneficio neto de 78 millones en el primer trimestre del año, un 6,9% más que un año antes, impulsada por el efecto de la revisión al alza que ha realizado en la 'vida útil' de sus activos de generación de energías renovables. Eso sí, prevé que el Covid se "deje notar con más intensidad durante el segundo trimestre".

Noticias relacionadas

contador