Berenberg y JP Morgan, 'una de cal y otra de arena' para Aena

El primero recorta su valoración mientras que el segundo aconseja comprar

Nieves Amigo
Bolsamania | 26 jun, 2019 08:45 - Actualizado: 17:39
ep maurici lucena presidenteaena 20190315162702
Maurici Lucena, presidente de Aena.AENA / RAÚL URBINA - Archivo

AENA

169,200

14:14 18/10/19
-1,05%
-1,80

Aena ha sido uno de los perores valores del Ibex este miércoles (-2,6%), un día en el que ha recibido una recomendación negativa (de JP Morgan) y otra positiva (de Berenberg). La primera, visto lo visto, parece estar pesando más.

JP Morgan ha bajado Aena hasta infraponderar desde neutral, con un precio objetivo de 166 euros. Este recorte se explica por su "fuerte desempeño" en bolsa, que ha llevado a las acciones cerca de máximos históricos "y un 6% por encima de nuestro precio objetivo de 166 euros". Los analistas del banco estadounidense añaden que a medio plazo ven riesgos, como el aumento de las necesidades de inversión de capital.

BERENBERG INICIA COBERTURA CON COMPRAR

Los expertos de Berenberg han iniciado la cobertura del holding de aeropuertos español con un consejo de comprar y un precio objetivo de 215 euros, lo que supone otorgarle un potencial de revalorización del 20% desde los precios actuales de cotización.

"Creemos que Aena es el operador de aeropuertos de mayor calidad de Europa", afirman estos expertos en un informe publicado este miércoles. "El mercado no aprecia su potencial a corto y largo plazo. Consideramos que las acciones merecen recuperar su calificación 'premium' frente al sector, dados los mayores retornos de capital (aproximadamente el 9%), la mayor conversión de efectivo (de aproximadamente el 100% del EBIT) y el potencial a largo plazo de la diversificación de su negocio", añaden.

El consejo sobre Aena se incluye dentro de un informe sobre el sector aeroportuario europeo en el que Berenberg habla de claros "ganadores y perdedores" en un ámbito presionado por una serie de desafíos estructurales, como el aumento de la inversión o las crecientes exigencias regulatorias.

"Iniciamos la cobertura de Aena y del Aeropuerto de Viena (precio objetivo de 46 euros) con comprar, mientras que damos una calificación de venta a Fraport (precio de 57 euros) y al Aeropuerto de Zurich (151 euros). Iniciamos Aéroports de París con un rating de mantener", explican estos expertos.

Desde Berenberg señalan que el crecimiento de los pasajeros sigue siendo elevado en los aeropuertos europeos. "En los últimos años, el número de pasajeros ha crecido en toda Europa por encima de dos veces el PIB y parece que va a continuar al alza dada la amplia capacidad de asientos y los precios favorables para los consumidores. Prevemos un crecimiento del tráfico del 4,5%/4,3% en Europa para 2019/2020, respectivamente", anticipan.

El crecimiento "inesperadamente alto" del volumen en Europa durante la última década ha aumentado la necesidad de una "inversión importante". "Esperamos que se gasten 60.000 millones de euros en el conjunto de la expansión en toda Europa para 2026 y que los ratios de cobertura/ventas se incrementen de un 15% a un 27% para 2023. Esto significa que la rentabilidad del capital se estancará en un futuro previsiblemente en un 7%", advierten desde Berenberg.

A todo lo anterior se suma el incremento de la presión competitiva. "Los centros de operaciones de Oriente Medio podrían expandirse hasta en un 75% en la próxima década. Mientras tanto, los nuevos diseños de aviones (que permiten a los aviones más pequeños recorrer distancias más largas) implican que los centros de operaciones de segundo nivel en Europa puedan competir más eficazmente por el tráfico de larga distancia. También está aumentando la presión de los reguladores (que siempre preferirán tarifas más bajas para los consumidores)", explican desde la firma.

Con todo, Berenberg concluye que "será difícil conseguir rendimientos más altos". "En un intento de compensar estas presiones, los operadores aeroportuarios están buscando inversiones minoristas, inmobiliarias y aeroportuarias globales para ayudar a impulsar el crecimiento de los beneficios. Sin embargo, la presión estructural sobre el gasto de los pasajeros y el riesgo de pagar en exceso por los activos internacionales hacen que seamos escépticos sobre la posibilidad de que estas estrategias compensen la presión sobre los retornos", concluyen estos analistas.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión