ep el prsidente de bbva carlos torres en la junta general ordinaria de 2021
El prsidente de BBVA, Carlos TorresBBVA
5,01€
  • -0,02€
  • -0,40%

BBVA ha propuesto a los sindicatos despedir a 3.798 empleados en España, el 12% de su plantilla; y el cierre de 530 oficinas. La cifra es superior a los 3.000 empleados que se esperaban inicialmente y supone una nueva vuelta de tuerca a los despidos masivos que está acometiendo la banca española, tras el ERE anunciado por CaixaBank esta misma semana para casi 8.300 trabajadores.

Bolsamanía ya había publicado que el ERE de BBVA afectaría sobre todo a los servicios centrales de su Ciudad Financiera en Madrid, donde se esperaban unos 1.000 despidos (de un total de 6.000 trabajadores); y a Cataluña, donde de esperaba un gran ajuste mayor que en otras autonomías. El banco cuenta con unos 5.250 empleados y unas 550 oficinas en la región.

La propuesta del banco, que confirma lo publicado por Bolsamanía, implica el despido de 800 empleados en servicios centrales (el 5% del total) y 3.000 personas de la red de oficinas (un 21% de los trabajadores actuales).

Además, se ha propuesto el cierre de hasta 204 oficinas en Cataluña, 101 en Madrid y Castilla la Mancha, 76 oficinas en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, 59 sucursales en Galicia, Asturias y Castilla y León, 41 en Euskadi, Cantabria, Navarra, La Rioja, Aragón, 35 en la Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares y 14 en Canarias.

En la Junta de Accionistas celebrada esta semana, el presidente del banco, Carlos Torres, ya anticipó que la venta de su filial en EEUU le permita afrontar una mayor reducción de costes, lo que hizo pensar inevitablemente en un ERE aún mayor del esperado en la entidad.

El cierre de 530 oficinas, de las más de 3.000 sucursales que mantiene en la actualidad, se fundamenta en motivos productivos y organizativos derivados de la transformación digital, según ha explicado el bancos a los sindicatos. El proceso de ajuste de plantilla afecta a unos 23.300 trabajadores en España.

El banco considera que para garantizar su competitividad y la sostenibilidad del empleo a futuro, resulta "imprescindible" continuar trabajando de forma aún más decidida en reducir su estructura de costes. Y eso pasa por un duro ajuste de su plantilla española.

Por su parte, el sindicato Comisiones Obreras ha señalado que "se trata de unas cifras y un planteamiento de salida insostenible y escandaloso, que se aleja de todo aquello que el banco ha querido hacer creer a la plantilla".

Noticias relacionadas

contador