carlos torres vila bbva
Carlos Torres Vila, presidente de BBVABBVA
4,34€
  • -0,15€
  • -3,30%

Unos 1.000 despidos en su ciudad financiera de Madrid y un gran ajuste en Cataluña. Son algunas de las líneas estratégicas que prepara BBVA para su Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afectará a unos 3.000 empleados en toda España, pero que tendrá el foco en la sede corporativa madrileña y en Cataluña, comunidad donde el banco ha realizado numerosas compras en los últimos años, por la integración de varias cajas de ahorros que tuvieron que ser rescatadas.

Según fuentes conocedoras del proceso consultadas por Bolsamanía, hay una gran tensión entre la plantilla, ya que los sindicatos esperaban una comunicación formal por parte de BBVA antes de Semana Santa. Aunque ya se ha filtrado la cifra de 3.000 despidos, los empleados quieren conocer los detalles para saber a qué atenerse.

El mayor ajuste, en cualquier caso, va a centrarse en la sede corporativa de Madrid, cuyo estandarte es el edificio de La Vela y donde trabajan unos 6.000 empleados. "Sobran muchos puestos en la sede corporativa", afirman las fuentes consultadas, sobre todo en un momento donde la pandemia ha cambiado radicalmente la organización laboral y ha fomentado el teletrabajo.

Otro foco del ERE se centrará en Cataluña, donde BBVA ha integrado Unnim, la entidad resultante de la fallida fusión de cajas de Terrassa, Manlleu y Sabadell; y Catalunya Banc (antigua Caixa Catalunya). Según cálculos aproximados, BBVA cuenta con unos 5.250 empleados y unas 550 oficinas.

La intención es cerrar las oficinas más pequeñas y menos rentables y agruparlas en las denominadas 'oficinas Nodriza', más grandes y más rentables. En esta comunicad, el grueso del ajuste se centrará en la provincia de Barcelona, donde la entidad cuenta con unas 375 oficinas.

Y es aquí donde está centrando el análisis de su ERE. Los puestos más afectados pueden ser los denominados 'cajeros de ventanilla', dedicados a la atención al público para operaciones que BBVA quiere digitalizar a toda costa, porque suponen un gran aumento de la rentabilidad por empleado y por oficina. "Se esperan muchos cierres de oficinas en Cataluña", relatan las fuentes consultadas.

Además, la optimización de la red de sucursales puede implicar la salida de muchos mandos intermedios. Pero, de momento, no hay nada confirmado, lo que está provocando una tensión adicional para la plantilla. Aunque se espera que la mayoría de las salidas sean voluntarias, mediante bajas incentivadas para los empleados de mayor edad, ahora mismo las fuentes explican que "el ambiente es muy tóxico" por la incertidumbre generada.

En este sentido, el consejero delegado, Onur Genç, confirmó en febrero que "estamos en un plan de reestructuración rápida en España en el que estamos considerando todas las opciones. Sea cual sea la decisión, la anunciaremos pronto y la ejecutaremos durante la primera mitad de 2021".

Desde BBVA, fuentes oficiales han señalado que, por el momento, "no hay novedades al respecto", aunque reiteran las palabras del CEO sobre "un plan con medidas que empezará a implementarse en el primer semestre".

Noticias relacionadas

contador