Bankia cae un 1,6%, a pesar de ganar un 39,2% más en 2018 gracias a extraordinarios

El banco tiene en cuenta los costes de integrar BMN en 2017

Nieves Amigo
Bolsamania | 28 ene, 2019 07:41 - Actualizado: 17:47
ep jose ignacio goirigolzarri presidentebankia 20180927133902
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de BankiaUIMP - Archivo

BANKIA

2,412

17:38 18/04/19
0,08%
0,00

Bankia ha cerrado con unas pérdidas en bolsa del 1,58% este lunes a pesar de haber anunciado esta mañana que obtuvo un beneficio atribuido de 703 millones de euros en 2018, lo que supone un incremento del 39,2% respecto al ejercicio anterior. Estas cifras tienen en cuenta dos impactos negativos extraordinarios que el banco experimentó tanto en 2017 como en 2018. La integración de Banco Mare Nostrum (BMN) conllevó un cargo de 312 millones de euros sobre los resultados de 2017, que se quedaron así en 505 millones de euros.

Además, el pasado ejercicio, la entidad restó de sus ganancias 85 millones de euros correspondientes a una provisión extraordinaria por la venta de una cartera de inmuebles valorados en unos 3.000 millones a Lone Star. Sin tener en cuentas estas dos partidas extraordinarias, el beneficio de Bankia se situó en 788 millones en 2018, lo que implica un descenso del 3,4% respecto al ejercicio 2017.

La integración de BMN también genera diferencias importantes en el crecimiento de márgenes. Durante 2018, Bankia elevó un 5,5% el margen de intereses, hasta 2.049 millones de euros, pero si se tiene en cuenta BMN en la cuenta de resultados de 2017, esta línea caería un 9,6%. Lo mismo ocurre con el margen bruto, que avanza un 11,3%, pero cae un 6,3% si se tiene en cuenta BMN para 2017. El resultado por operaciones financieras aumentó un 11,5%, al tiempo que los ingresos por comisiones se incrementaron un 25,3%, si bien en en comparación homogénea el crecimiento sería de solamente un 3,4%.

El margen bruto de clientes creció hasta el 1,58%, nivel que se equipara con el logrado en el primer trimestre de 2017. Esta cifra fue cinco puntos básicos superior a la del último trimestre de 2017 y este crecimiento que estuvo motivado por un menor coste de los depósitos y un ligero aumento del rendimiento de los créditos.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha destacado que el año 2018 ha sido, desde el punto de vista estratégico, “muy importante" para la entidad, pues ha integrado BMN "en un tiempo récord y de forma magnífica", lo que "abre enormes posibilidades de cara al futuro”, y ha añadido que la fusión ha proporcionado al banco "un incremento de la base de clientela”.

Los gastos de explotación crecieron un 20,7% por la integración de BMN, pero en perímetro homogéneo descendieron un 4,3% gracias a la aceleración de la captura de sinergias tras la fusión, que ascienden a 130 millones de euros, frente a los 66 millones que se preveían para este momento. Con ello, el margen antes de provisiones subió un 1,4% (-9,1% en proforma), hasta 1.498 millones.

AUMENTO DEL DIVIDENDO

Con estos resultados, el consejo de administración propondrá a la Junta General de Accionistas elevar un 5% el dividendo por acción, hasta los 11,576 céntimos (11,024 céntimos en 2017). Así, la cuantía total que se abonará a los accionistas de Bankia ascenderá a 357 millones de euros, frente a los 340 millones del ejercicio precedente. El pay-out alcanza así el 50%.

Bankia ha dicho que este dividendo supondrá un "nuevo avance" en el proceso de devolución de las ayudas por importe de 219 millones de euros. Así, el total de las ayudas reintegradas tras realizarse el pago, que está previsto en abril, ascenderá a 3.083 millones de euros, de los que 961 millones corresponden a los cinco dividendos abonados desde 2014.

BALANCE Y SOLVENCIA

En 2018, Bankia disminuyó en 6.000 millones los activos improductivos (NPA), que se situaron en 10.900 millones, frente a los 16.900 millones del año anterior. Esto supone que la entidad ha conseguido más que duplicar el objetivo marcado de reducir 2.900 millones al año durante los tres años del Plan Estratégico.

“Entramos en el año 2019 con una nueva organización. Una organización pensada para el futuro, una organización mucho más ágil y mucho más ambiciosa", ha dicho Goirigolzarri

Dentro de la reducción de activos improductivos, 3.702 millones correspondieron a la reducción de dudosos, que quedaron en 8.416 millones, lo que equivale a una tasa de morosidad del 6,5%, y supone 2,4 puntos menos que hace un año.

Los otros 2.300 millones de caída de NPA se debieron a la disminución de los activos adjudicados, que quedaron en 2.462 millones. Además de la operación de venta de activos, Bankia se desprendió de 13.300 unidades en ventas orgánicas, por importe de venta de 646 millones, un 7,2% más que un año antes.

En términos de solvencia, Bankia ha cerrado el ejercicio 2018 con una ratio de capital CET1 fully loaded del 12,51%, que recoge el efecto de la venta de carteras de activos improductivos y la operación de reorganización de bancaseguros. Esto supone un incremento de 56 puntos básicos respecto al ejercicio anterior y generar 775 millones de euros de capital en el año.

De cara a 2019, Goirigolzarri ha mostrado "gran confianza" en la transformación de la entidad. “Entramos en el año 2019 con una nueva organización. Una organización pensada para el futuro, una organización mucho más ágil y mucho más ambiciosa. Y eso, desde luego, nos va a dar resultados en el corto, pero también en el medio y largo plazo”.

Los secretos del Trading Profesional ¡Curso Gratuito!