ep porsche taycan
Porsche Taycan eléctrico desarrollado por la firma alemanaPORSCHE - Archivo
181,65€
  • -0,05€
  • -0,03%

"Esperamos que la penetración de vehículos eléctricos (EV, por sus siglas en inglés) alcance el 50% en Europa para 2030 y creemos que los jugadores que adopten esta tendencia (Volkswagen) están mejor preparados". Es una de las principales conclusiones de los analistas de Bank of America en un informe en el que analizan el futuro del sector durante la próxima década.

Los expertos del banco estadounidense consideran que los grandes temas tendrán que ver con la electrificación (objetivos globales de CO2), un crecimiento de ventas de automóviles más lento, servicios de movilidad y un mayor enfoque en la reducción de costes (materiales, racionalización de capacidad y personal).

Después de dos años de declive global en las ventas de automóviles, creen que 2020 podría registrar un crecimiento plano. Sin embargo, no esperan que esto sea suficiente para compensar las presiones de costes en una industria cargada por altos costes fijos (mano de obra) y el aumento de las tarifas regulatorias (CO2). Su previsión es que las ventas suban un 3,3% en China el próximo año, pero en EEUU el pronóstico es mucho más cauto.

"El mercado global ya no crece con fuerza: es la nueva normalidad", afirman. Además, a nivel global, consideran que "el mercado de automóviles premium continuará creciendo a un ritmo mayor que el mercado masivo", lo que beneficiará a los fabricantes centrados en vehículos de alta gama.

Por otra parte, explican que si bien las cargas regulatorias son significativas, también esperan que el debate sobre el clima continúe presionando a todo el sector del transporte por carretera, que supone el 16,5% del CO2 global. "Si bien los objetivos para 2020/21 parecen alcanzables para los fabricantes de la UE, los desafíos no desaparecerán a medida que avanzamos hacia objetivos más difíciles en 2025/30", afirman.

Así las cosas, esperan que los márgenes estén claramente presionados por las ventas de vehículos eléctricos, pero añaden que esto ahora se refleja parcialmente en el consenso de analistas. En cualquier caso, destacan como uno de los grandes problemas del sector el "tema de los costes", tanto de personal como por las exigencias sobre emisiones, que está provocando una fuerte caída de los márgenes.

Por ejemplo, señalan que Daimler destacó en su reunión con inversores que tanto los costes fijos como los variables son demasiado altos y deben reducirse. Esos costes estructuralmente demasiado altos, combinados con costes incrementales de cumplimiento de CO2, continúan presionando los márgenes para los fabricantes, que luego buscan pasarlos a los proveedores.

“Aunque creemos que algunos costes de emisión se pueden transferir a los consumidores (debido a un menor coste total de propiedad para los compradores), será un desafío cuando cada fabricante esté tratando de hacer lo mismo y podría disminuir la demanda si los precios aumentan demasiado rápido”, argumentan.

En este escenario, comentan que una de las soluciones pasa por un aumento de las fusiones y adquisiciones, como la recientemente anunciada entre el grupo francés Peugeot y el italiano Fiat Chrisler, que actualmente se centra principalmente en las sinergias de compra, lo que presionará aún más a los proveedores.

Por esta razón, Bank of America sigue prefiriendo a los fabricantes de automóviles en lugar de a los proveedores de componentes, pese a que en conjunto maneja “una visión cauta” de cara a 2020. Entre sus valores favoritos, apuestan por Volkswagen (comprar, 205 euros) por su clara apuesta hacia el vehículo eléctrico. También destacan a PSA (comprar, 28 euros) porque está “infravalorada a estos niveles” y se beneficiará de la potencial fusión con FCA. Por último, aconsejan comprar Daimler, matriz de Mercedes, con un precio objetivo de 55 euros, debido a su plan de reestructuración.

Respecto a BMW (neutral, 76 euros) y Renault (neutral, 51 euros), señalan que su valoración actual es baja, pero que esperan riesgos para las ventas de sus divisiones centrales de Autos.

Y en lo que se refiere a los proveedores, reiteran su “visión negativa”, aunque muestran más confianza en Faurecia (neutral, 53 euros) por su sólida directiva y la resiliencia de su negocio; y en Conti (neutral, 129 euros), por su sólido negocio de neumáticos. Además, reiteran su consejo de infraponderar Schaeffler, Valeo y Hella.

En lo que respecta a los fabricantes de neumáticos, Bank of America aconseja comprar Michelin, con una valoración de 120 euros, debido a su estrategia centrada en costes y precios sobre el volumen. Por último, también aconsejan comprar Pirelli, con un precio objetivo de 6 euros, tras el gran castigo bursátil que ha recibido en los últimos meses.

Noticias relacionadas

contador