ep archivo   fachada de la sede de grifols en coslada madrid
Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

La recuperación de Grifols ya va por buen camino. Es lo que creen en Bank of America, que sitúa a la compañía entre sus valores favoritos para 2024. Los analistas mantienen su calificación de 'compra' y el precio objetivo en los 20 euros, que ofrece un potencial de subida superior al 50%.

  • 7,894€
  • -2,33%

En su opinión, el actual precio de Grifols "infravalora significativamente su potencial de recuperación de crecimiento", incluso después de tener en cuenta el apalancamiento y los riesgos de la competencia.

Como destacan en su último informe, Grifols es su elección farmacéutica preferida para 2024. "Tras la interrupción del COVID-19, que provocó una caída en los volúmenes de recogida de plasma sanguíneo, la materia prima para sus productos y un aumento de costes, reduciendo tanto las ventas como los márgenes, creemos que 2024 es el año clave tanto para la recuperación de ganancias como para el desapalancamiento".

Señalan que los volúmenes de recaudación han vuelto a los niveles anteriores a la pandemia y los costes han bajado un 22% desde los máximos de mediados de 2022.

Con este escenario, en Bank of America esperan que el crecimiento ajustado del EBITDA se acelere al 28% en 2024 y al 17% entre el periodo 2022-2027, "a medida que el crecimiento de las ventas regrese a un dígito alto y los márgenes de EBITDA se expandan del 21% al 30% a medida que los menores costes de cobranza impacten las pérdidas y ganancias".

Prevén que la recuperación del EBITDA impulse la mayor parte del desapalancamiento, con un anuncio de una inyección de efectivo de 1.500 millones de dólares procedente de la venta de participación en Shanghai RAAS, esperada para finales de 2023.

"Mientras tanto, el nuevo liderazgo en 2023 mejoró la gobernanza, la estructura corporativa y la divulgación financiera, mejorando la visibilidad para los inversores".

Además, desde Bank of America apuntan a tres riesgos que consideran manejables. El primero es el alto apalancamiento, que expone a Grifols a un riesgo de caída del EPS de entre 4% y 14% debido a tipos de interés más altos, "pero Grifols tiene un plan creíble para reducirlo, lo que probablemente le ayudará a cumplir con los vencimientos de la deuda", dicen.

En segundo lugar está la competencia de prolastina del año 2026, que podría correr el riesgo de una pérdida de aproximadamente el 20% de las EPS en 2028 y una caída del 30% en el DCF, "pero los datos fundamentales no se conocerán hasta finales de 2024. Por último, en tercer lugar está la competencia de la polineuropatía desmielinizante inflamatoria crónica (PDIC) con la franquicia IG de Grifols por parte de Vyvgart de Argenx, "pero vemos que es más probable que se utilice después de la inmunoglobulina (IG) y que se compense un crecimiento más amplio del mercado".

Noticias relacionadas

contador