La banca prevé que el sector se reduzca a seis entidades en tres años

Según un informe de Goldman Sachs, que se ha reunido con los gestores de las entidades

Elena Lozano
Bolsamania | 22 sep, 2018 12:00
ep dinero economia sumergida archivo
Dinero / Economía sumergida (Archivo)GESTHA - Archivo

La gran banca española prevé que el sector financiero será considerablemente más pequeño en unos años. Concretamente, pasará de tener doce a unas seis entidades en tres años, según apunta en un informe Goldman Sachs. Representantes de la entidad estadounidense mantuvieron durante tres días de la semana pasada varias reuniones con los gestores de los principales bancos españoles. En ellas, cada entidad ha dado cuenta de sus objetivos, sus debilidades y los riesgos a los que se enfrentan.

De acuerdo con las conclusiones del banco estadounidense, las grandes entidades le han comunicado que creen que el sector se reducirá desde las doce entidades actuales a cinco o seis en un plazo de tres años. "Algunos de los bancos más grandes explícitamente mencionaron que ven el número de entidades disminuir d"de doce a cinco o seis" en los próximos tres años", señala Goldman Sachs. En este contexto, algunos de los bancos más pequeños están “abiertos” a formar parte de iniciativas inorgánicas, añade.

Goldman Sachs concluye que esta consolidación se verá estimulada por tres catalizadores. El primero de ellos es que el escenario lo conformarán economías de escala crecientes guiadas por la transformación digital y los requerimientos de ciberseguridad.

El segundo catalizador serán los requisitos regulatorios para la creación de colchones de solvencia que absorban las pérdidas de las entidades en caso de crisis, conocidos como Mínimo Requerido de Pasivos Elegibles o MREL, por sus siglas en inglés (Minimum Required Eligible Liabilities).

En opinión de Goldman Sachs, el MREL será un catalizador para la consolidación bancaria en España, incluso aunque su impacto sea, “probablemente, menor de lo anticipado”, pues los requerimientos para las entidades medianas serán más bajos que para las grandes.

Por último, el banco estadounidense señala a las sinergias de costes como una de las palancas existentes para impulsar la rentabilidad (el ROTE, rendimiento sobre el capital tangible) de los bancos a niveles “más en línea” con los costes de capital.

BANKINTER: SOLO COMPRAS QUE ENCAJEN CON LA ESTRATEGIA

En los análisis más concretos que el banco estadounidense aporta sobre cada entidad, solamente habla de fusiones y adquisiciones en tres de los bancos: Bankinter, Unicaja y Liberbank.

En el caso de la entidad que dirige María Dolores Dancausa, señala que cualquier transacción que se plantee Bankinter tendrá que encajar con su estrategia, ser con un banco más pequeño y tener un descuento. Precisamente, la compra de EVO, que podría cumplir estas condiciones, está a punto de cerrarse entre Apollo y Bankinter.

Unicaja, por su parte, prioriza el crecimiento orgánico sobre cualquier compra o venta hasta que su rentabilidad se coloque en línea con su coste de capital. En todo caso, se plantearía crecimiento inorgánico si decidiera entrar en regiones en la que no conoce el mercado de crédito como una vía para optimizar su estructura de costes. “Unicaja estaría abierta a oportunidades en 2020 o 2021”, señala el informe.

En cuanto a Liberbank, Goldman Sachs apunta que está “abierto, en principio” a tener en cuenta “iniciativas inorgánicas” teniendo en cuenta el impacto sobre la base de costes que han tenido la digitalización y los requerimientos regulatorios “siempre crecientes”.

LA TASA TOBIN NO IMPACTARÁ EN LA RENTABILIDAD

Por otra parte, el informe también habla sobre el impuesto sobre transacciones financieras, conocido como ‘tasa Tobin’, que el Gobierno tiene la intención de implantar. La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ya ha explicado que el Ejecutivo diseñará una tasa similar a la que se aplica en Francia.

En el país vecino, desde 2013 se grava la compraventa de acciones, aunque no los derivados, con un 0,3% que va a parar a las arcas públicas. La idea de implantar el impuesto fue del conservador Nicolas Sarkozy. Para España, Goldman Sachs cree que, si finalmente el Gobierno crea este impuesto, la tasa no tendrá “ningún impacto directo” sobre la rentabilidad del sector financiero, pues el coste se traslada a los clientes.

Los secretos del Trading Profesional ¡Curso Gratuito!