La banca planea cobrar el 0,3% por los depósitos de empresas tras el verano

El sector se niega en rotundo a hacer lo mismo con los particulares

Elena Lozano
Bolsamania | 01 jul, 2019 06:00 - Actualizado: 10:03
European Central Bank (ECB) president Mario Draghi

El sector bancario se encuentra en busca de nuevas fórmulas para aumentar su rentabilidad en el contexto de tipos de interés negativos, que se alargará en el tiempo y que puede terminar con más recortes. En esta situación, algunas entidades han decidido ya empezar a cobrar a las grandes empresas y las pymes por sus depósitos y, según informan fuentes del sector, el sector en su conjunto planea establecer una tasa estándar del 0,3% a las cantidades depositadas por las grandes compañías en sus arcas.

Esta medida no será nueva para algunas entidades. Hay bancos españoles que ya están empezando a cobrar tanto a las grandes empresas como a las pymes por los depósitos que mantienen en sus arcas en torno a 10 puntos básicos (el 0,10%), según informan fuentes del sector. La iniciativa, de hecho, cuenta con el visto bueno de los supervisores, de acuerdo con las mismas fuentes.

Sin embargo, los bancos van a ir más allá. De acuerdo con otras fuentes, las entidades empezarán pasado el verano a exigir de forma generalizada a las grandes entidades que paguen por sus depósitos. y con una subida respecto a los niveles actuales; en concreto, les cobrarán un 0,3%. "Se trata de una decisión sectorial que aplicarán todas las entidades importantes porque no les queda otra", asegura una de las fuentes.

La medida, en principio, solamente se aplicará a las empresas y en ningún caso a los clientes particulares, que representan una línea roja. Así lo dejó claro el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB) hace unos días en Santander.

Para José María Roldán, aunque los tipos de interés negativos son “un contradiós”, en la remuneración de los depósitos a la clientela “el límite es cero”. “No nos planteamos la posibilidad de cobrar estos depósitos”, respondió preguntado por los clientes minoristas.

Algunos banqueros reunidos en el mismo foro coincidieron con esta decisión. César González-Bueno, consejero delegado de ING, rechazó tener alguna intención de hacerlo. “Yo no lo contemplaría en ningún caso”, dijo. Por su parte, Jordi Gual, presidente de CaixaBank, apuntó: “Nosotros no nos hemos planteado en absoluto trasladar [los tipos bajos o negativos] a los clientes [particulares]”.

Las fuentes consultadas informan de que Bankia estaría ya cobrando a las empresas un 0,1%, si bien otras fuentes financieras enmarcan esta posibilidad en los acuerdos puntuales a los que algunas entidades llegan con los grandes depósitos que tienen grandes cantidades en sus arcas, sin que sea una medida generalizada para todos sus clientes de empresas.

BCE Y BDE RECHAZAN LAS QUEJAS

Los gestores de la mayoría de los bancos lamentan habitualmente que esta situación de tipos bajos les pone las cosas muy difíciles para mejorar su rentabilidad, algo a lo que les instan los supervisores. Sin embargo, son esas mismas autoridades las que insisten en la necesidad de mantener los tipos como están y en que, a la vez, los bancos eleven sus posiciones de capital.

En el mismo foro en el que hablaron Roldán, González-Bueno y Gual en Santander, los supervisores rechazaron las quejas de la banca. Desde el Banco de España, el gobernador, Pablo Hernández de Cos, afirmó que, tras analizar las implicaciones de los instrumentos de política monetaria para la rentabilidad bancaria, se concluye que “el efecto neto ha sido positivo”, pues los bancos se han beneficiado de la recuperación de la economía, entre otras cosas, con una reducción de la mora.

Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), por su parte, recordó a los bancos que el objetivo de la política monetaria es la estabilidad de precios, no que los bancos obtengan rentabilidad. Y que, en todo caso, el efecto de los tipos bajos había sido positivo para los bancos. No obstante, unos días después, De Guindos rebajaba la intensidad de su afirmación al apuntar que la política monetaria del BCE ha sido “neutral” para las entidades.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión