saudi-aramco-gearing-what-could-be-largest-ipo-ever-here-are-10-public-offerings-its-massive-listing-would-dwarf
REUTERS/Ahmed Jadallah

Arabia Saudí ha vuelto a retrasar la salida a bolsa de Aramco, su petrolera estatal, según la información publicada por Financial Times. El debut bursátil estaba previsto para noviembre, pero dilatar un poco más este momento para poder proporcionar a los inversores toda la información sobre los beneficios obtenidos en el tercer trimestre del año, cuando sufrieron los ataques con drones que les obligaron a reducir a la mitad la producción de petróleo.

Los funcionarios consideran que las cuentas de la compañía no se han visto muy afectado, aunque prefieren esperar para poder demostrárselos a los inversores. Una fuente familiarizada con la operación ha explicado al FT que la petrolera no sufrió un impacto financiero material.

Las dudas sobre realizar la OPV ya se manifestaron tras los ataques de septiembre. "No se puede seguir adelante con una OPV sin resolver primero los problemas de producción", apuntó a MarketWatch un funcionario familiarizado con este asunto. En cualquier caso, Arabia Saudí fue capaz de reanudar la producción antes de lo previsto.

En noviembre del año pasado, la compañía ya retrasó la OPV para, al menos, 2021, a pesar de que estaba prevista para 2018. Meses después, 'Bloomberg' publicó que había retomado los preparativos y que finalmente podría dar el salto al parqué a principios de 2020. Ahora, tras tantas idas y venidas, vuelve a estar en entredicho la fecha definitiva del debut, pero cuando se produzca será la salida a bolsa más grande la historia con una valoración de más de 2 billones de dólares.

Noticias relacionadas