ep sede repsol
14,74€
  • 0,11€
  • 0,72%

Repsol ponía fin el pasado viernes a su mejor semana en bolsa en lo que va de año, al subir un 9,6%. El precio de sus acciones no subían tanto desde la primera semana de julio de 2016, cuando se revalorizaron un 12% (ajustando dividendo). En esas cinco sesiones pasaba de 8,75 a 9,81 euros. La petrolera convencía la pasada semana con sus resultados y animaba al mercado al proponer amortizar un 5% del capital además de un dividendo extra de mil millones gracias a la subida del precio del petróleo. Pero ¿aguantará el tipo?

Los de Renta 4 creen que si y confían en un año "de menos a más" en bolsa para la compañía, con "progresiva recuperación de márgenes de refino" a medida que se acerque el final de año y recoja el impacto de la normativa IMO 2020. Si bien, es la petrolera europea “mejor posicionada para esta nueva regulación".

"Ha presentado unos sólidos resultados a pesar del complicado entorno operativo" y todo, gracias a compensar parcialmente "su fuerte caída en márgenes de refino con un buen comportamiento del resto de Downstream" añaden.

Repsol anunciaba un beneficio neto de 1.133 millones de euros de enero a junio, lo que implica una caída del 26,7% respecto al año anterior. La petrolera precisaba en un comunicado que los resultados se han obtenido en un contexto de precios de las materias primas "inferiores a los registrados" en 2018.

Además, con márgenes internacionales de refino "extraordinariamente bajos" y con la producción de Libia suspendida prácticamente la mitad del semestre, "lo que muestra la capacidad de resiliencia y creación de valor ante cualquier escenario.

El área de Upstream (Exploración y Producción) alcanzaba los 646 millones de euros, levemente por debajo del ejercicio anterior. Y el área de Downstream (Refino, Química, Movilidad, Lubricantes, GLP, Trading, Mayorista de Gas, y Repsol Electricidad y Gas) obtuvo un resultado de 715 millones de euros frente a los 762 millones de 2018.

Las áreas de Química, Trading y Repsol Perú tuvieron un mejor comportamiento, mientras que los negocios de Refino, Gas y GLP registraron un menor resultado, el primero afectado por la citada caída de márgenes internacionales y los dos últimos, por las menores ventas derivadas de temperaturas más suaves en España y Estados Unidos.

SUBIDÓN EN BOLSA DEL 6%

Tras anunciar sus cuentas financieras, el mercado se animaba y llevaba a las acciones de Repsol a cerrar con una subida (solo ese miércoles) del 6% después de que la empresa informara de que el Consejo de Administración propondrá en la próxima Junta General de Accionistas amortizar un 5% del capital social.

Esta decisión se sumaba a la mejora del dividendo que, con un incremento anualizado del 8% respecto a 2017, alcanzará 1 euro por acción en 2020, bajo la fórmula del 'scrip dividend' y la recompra correspondiente para evitar cualquier dilución.

Desde IG destacan que las expectativas del mercado "eran bastante peores" y veían sus ganancias en una cantidad mucho más próxima a los 500 millones (0,32 euros por acción), por lo que el resultado obtenido "ha sido acogido de muy buen grado por los accionistas".

Y en referencia a premiar a sus accionistas con una reducción de su capital social del 5%, señalan, que los inversores "aplauden" los resultados obtenidos por Repsol en un contexto "especialmente complicado" para las petroleras. El fuerte repunte del petróleo visto en el primer trimestre "se convirtió en una caída vertical en el segundo", a lo que hay que sumarle algunos problemas geopolíticos "como los que vive la compañía en Venezuela o Libia y la fuerte reducción de sus márgenes de refino".

Por su parte, los de XTB matizan aunque la petrolera ha ofrecido unos beneficios inferiores a los del mismo trimestre del año pasado, "tenía una valoración para este trimestre de sus ingresos en base a un coste del barril del petróleo superior al que ha estado estimado durante el último trimestre", de los 75 dólares estimados a los 63 dólares, lo que le ha permitido "obtener unos ingresos superiores".

Y en este sentido, apuntan a que hay que tener en cuenta que estos resultados han incrementado el flujo de caja operativo un 70%, "lo que le permite destinar parte de la liquidez a mejorar las emisiones, potenciar proyectos actualmente en desarrollo y en ultimo lugar retribuir al accionista."

"Las subidas vienen a captar el interés del inversor, favorecerse del actual desempeño de la compañía y beneficiarse del incremento de la retribución, acompañado de una evolución positiva en la cotización de la compañía", concluyen.

Noticias relacionadas