PPE y socialistas pierden la mayoría en una Eurocámara en la que liberales y verdes serán claves

La derecha radical y populistas avanzan, pero no logran minoría de bloqueo

Bolsamanía
Bolsamania | 27 may, 2019 08:06 - Actualizado: 08:07
ep eurocamara 20171019141109
EurocámaraEUROPA PRESS

El Partido Popular Europeo (PPE) y los Socialistas y Demócratas (S&D) han perdido la mayoría absoluta que históricamente ostentaban en el Parlamento Europeo, mientras que los grupos Liberal y Verde serán clave para alcanzar acuerdos en la próxima legislatura europea, según las últimas proyecciones de la institución comunitaria.

Los 'populares' han ganado las elecciones europeas y han conseguido 179 eurodiputados --38 menos que en la anterior legislatura-- y los socialdemócratas se han hecho con 150 representantes, perdiendo así 36 diputados. La Alianza de Liberales y Demócratas Europeos (ALDE) ha recuperado la tercera posición en el Hemiciclo con 107 eurodiputados, 39 más que en la Eurocámara anterior. Los ecologistas, por su parte, contarán con 70 diputados, lo que supone un crecimiento de 18 asientos.

Mientras, los partidos de extrema derecha, populistas y euroescépticos han reforzado su presencia en la Eurocámara, sumando 172 escaños, frente a los 154 asientos con que contaban hasta ahora, repartidos en tres grupos.

Estos datos suponen una mejora de 18 eurodiputados, pero no es suficiente para que lleguen a ocupar un tercio del Hemiciclo, lo que les hubiera permitido formar minorías de bloqueo.

A falta de que las distintas formaciones de la derecha radical revelen su estrategia para formar grupo, como es el caso del español VOX, de repetirse el patrón actual, el grupo de Europa de las Naciones y de las Libertades que acoge a las ultraderechas de Francia e Italia, con la Agrupación Nacional de Marine Le Pen y La Liga de Matteo Salvini, respectivamente, sumaría 58 escaños (frente a los 37 de hace cinco años).

Además, el grupo Europa de la Libertad y de la Democracia Directa -del que forma parte el UKIP británico y los italianos del Movimiento Cinco Estrellas- obtiene 56 (frente a 41 en la anterior legislatura) y los Conservadores y Reformistas Europeos se quedan en 58 representantes (76 en la pasada convocatoria).

La Izquierda Unitaria Europea suma 38, mientras que habrá 30 escaños de nuevos partidos que llegan por primera vez a la Eurocámara y siete eurodiputados en el grupo de los No Inscritos. Estos resultados son una mezcla de resultados finales, proyecciones y estimaciones, dependiendo del Estado miembro. La participación ha sido del 50,5 por ciento, la mayor en 20 años.

PPE PIDE ESTABILIDAD, EL RESTO APUNTA A NUEVAS COALICIONES

A pesar de la pérdida de escaños, el líder del PPE en la Eurocámara y candidato a suceder a Jean-Claude Juncker al frente de la Comisión Europea, Manfred Weber, ha advertido de que "no hay una mayoría estable posible en contra del PPE", ha prometido que su grupo "no cooperará con extremistas de derecha o izquierda" y ha apuntado a una unión de fuerzas con socialistas y liberales.

Sin embargo, y a pesar de recibir preguntas en este sentido, Weber no ha aclarado si el PPE está dispuesto a pasar de los 13 eurodiputados con los que cuenta de momento del partido del primer ministro húngaro, Viktor Orban. El PPE suspendió al Firesz de su pertenencia al partido europeo por su deriva antieuropea, pero este castigo no ha tenido consecuencias de momento en el grupo parlamentario.

Sin embargo, el resto de grandes partidos han respondido apuntando las opciones de construir "nuevas coaliciones" de corte progresista, que no necesiten al PPE para avanzar en sus proyectos.

"Creo que cuando el PPE pide estabilidad, se refiere a dejar las cosas como están, pero viendo los resultados esto ya no es una opción", ha proclamado el candidato de los socialistas europeos a presidir la Comisión, el holandés Frans Timmermans. "Los únicos con los que he dicho que no trabajaré es con la extrema derecha", ha apuntado.

Timmermans ha asumido la pérdida de escaños, pero ha dicho que pese a ello es "optimista" porque hay margen para nuevas alianzas progresistas que permitan defender un programa proeuropeo para los próximos cinco años sin contar necesariamente con los 'populares'.

Así, el candidato socialista se ha escudado en que lo primero es definir la ambición del programa y después abordar la cuestión de "quién dirigirá" una Comisión capaz de llevar a cabo dicho programa.

La liberal danesa y comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha aprovechado su comparecencia ante la prensa tras conocerse los resultados para reivindicar, por primera vez con claridad, sus aspiraciones para presidir el Ejecutivo comunitario.

"Básicamente he pasado cinco años trabajando en romper monopolios y eso es también lo que los votantes han hecho hoy: El monopolio del poder se ha roto", ha proclamado Vestager, quien ha dicho que es posible forjar alianzas "con quienes quieren actuar".

El próximo martes, los líderes de la Unión Europea se reunirán en Bruselas para lanzar las negociaciones para repartir los puestos clave del bloque, teniendo en cuenta los resultados de las elecciones europeos, pero sin aceptar automatismos en la designación del nuevo presidente de la Comisión, como reclama la Eurocámara.

Horas antes de que los jefes de Estado y de Gobierno se encuentren en esa cumbre extraordinaria, la Conferencia de Presidentes que reúne a los jefes de grupo en la Eurocámara se reunirá para designar a su candidato.

Consigue gratis el libro de 105 paginas "Lecciones de un trader de éxito"