El PP quiere quitar el impuesto hipotecario tras fracasar al intentar meterlo en la ley

Quiere eliminar para siempre este tributo, que por el momento deben pagar los bancos

  • Bolsamanía ofrecerá la noche del domingo el único especial elecciones con enfoque económico
Elena Lozano
Bolsamania | 25 abr, 2019 06:00 - Actualizado: 10:13
ep pablo casado 20190419101703
Pablo CasadoDAVID ZORRAKINO / EUROPA PRESS

Desde que se formó el embrollo judicial del impuesto hipotecario el pasado otoño, el PP ha liderado una cruzada contra el mismo. Después de fracasar al intentar eliminarlo a través de la nueva ley hipotecaria, que se pondrá en marcha el próximo mes de junio, la formación que lidera Pablo Casado ha incluido en su programa electoral para los próximos comicios borrar del ordenamiento jurídico este tributo en lo que a la constitución de hipotecas se refiere.

“Eliminaremos el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados para la constitución de hipotecas en la compra de la vivienda habitual”. De esta forma tan escueta y sin más detalles anuncia el PP en su programa electoral que retirará la obligación de abonar este impuesto cuando cliente y banco firmen una hipoteca. Por el momento, la responsabilidad de pagarlo es de la banca.

El partido que dirige Casado ya intentó eliminar este impuesto a través de la ley hipotecaria, que terminó su tramitación el pasado mes de marzo y que entrará en vigor en junio, tres meses después. Tras el lío judicial que se produjo el pasado otoño cuando el Tribunal Supremo decretó que debía ser el banco y no el cliente el que debía pagar este tributo en la constitución de una hipoteca, para más tarde sentenciar lo contrario, el Gobierno decidió cambiar las leyes para obligar a las entidades a hacerse cargo siempre del impuesto.

Fue entonces cuando el Grupo Parlamentario Popular quiso aprovechar la tramitación de la ley hipotecaria para eliminar el pago del tributo en la constitución de una hipoteca. En su paso por la Comisión de Economía del Congreso, el resto de grupos rechazó aprobar la enmienda que incluía esta medida, por lo que quedó fuera de la ley. Fue entonces cuando el PP utilizó su última bala para intentar quitar el impuesto a través de esta normativa: el Senado.

Como el grupo cuenta en la actual legislatura con mayoría en la Cámara Alta, cuando la ley pasó por el Senado para recabar su aprobado se debatieron e incorporaron algunas enmiendas, entre las que se encontraba la eliminación del impuesto, propuesta por el PP.

Incorporadas las enmiendas, el texto volvió al Congreso, que aprobó algunas y rechazó otras. Entre las que recibieron el visto bueno se encontraba la entrada en vigor de la ley tres meses después de su aprobación definitiva en el Congreso. Entre las que no, la propuesta del PP de eliminar el impuesto.

Perdida la oportunidad de borrar el impuesto del ordenamiento jurídico a través de la ley, el partido de Casado ha decidido incorporarlo en su programa electoral para los comicios que se celebrarán el domingo, por lo que se presupone que pondrá en marcha su eliminación si llega al Gobierno.

PODEMOS QUIERE DEVOLVERLO RETROACTIVAMENTE

La propuesta que el PP incorpora a su programa electoral no especifica si el partido tomará alguna decisión respecto a las hipotecas ya firmadas, como sí hace Unidas Podemos. La formación que dirige Pablo Iglesias quiere "recuperar para la gente el impuesto de las hipotecas".

Es decir, quiere obligar a los bancos a pagar retroactivamente el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados abonado por los clientes en la constitución de hipotecas, aunque el partido de Iglesias no detalla hasta qué momento habría que remontarse para reclamar a los bancos el pago. De acuerdo con la propuesta recogida en su programa, "la Agencia Tributaria recabará estos impuestos de los bancos con carácter retroactivo", de forma que su idea es que Hacienda sea la que gestione el procedimiento.

"Las personas hipotecadas recuperarán todos los impuestos relacionados con las hipotecas que no debieron pagar, tal y como indicó la primera sentencia del Tribunal Supremo", reza la propuesta. No obstante, la primera sentencia del Supremo que dio lugar al embrollo hipotecario del pasado otoño, la que descargaba en el banco la responsabilidad de pagar el impuesto, no establecía retroactividad alguna, lo que contribuyó a ampliar el caos.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión