Mattarella da a los partidos más tiempo para negociar un gobierno alternativo

El presidente de la República italiana ve posible una alianza que evite nuevas elecciones

Bolsamanía
Bolsamania | 23 ago, 2019 07:44 - Actualizado: 18:03
macron-rend-hommage-au-president-italien-mattarella

Hasta el martes. Ese es el plazo que ha dado el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, a los partidos para que negocien la formación de un gobierno alternativo y evitar así la convocatoria de nuevas elecciones. El dirigente cree que hay posibilidades de acuerdo (el Partido Demócrata se ha mostrado dispuesto a un trato con el Movimiento 5 Estrellas), por lo que ha decidido dar un poco más de tiempo.

Según anunció Mattarella este jueves, varios partidos le habían comunicado que necesitaban más tiempo para resolver la crisis gubernamental y evitar el adelanto electoral, por lo que ha decidido satisfacer su petición y les ha instado a hablar de nuevo el martes. Ese día el presidente italiano convocará de nuevo a las formaciones con representación parlamentaria para saber si hay o no posibilidad de formar un gobierno alternativo.

Y es que, como recordó Mattarella, la disolución del Parlamento es una decisión que no debe tomarse a la ligera. "La crisis debe resolverse con decisiones claras y en poco tiempo", dijo a los periodistas en el Palacio del Quirinale, en una comparecencia que ofreció tras acabar la ronda de consultas de dos días que había iniciado el miércoles, después de que el primer ministro Giuseppe Conte dimitiese.

Conte renunció el martes, después de que el líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, anunciara que su coalición con el Movimiento 5 Estrellas ya no era viable y presentase una moción para forzar la convocatoria de elecciones. Sin embargo, solo Mattarella puede disolver el Parlamento, y ya ha dejado claro que únicamente lo hará si los partidos son incapaces de llegar a un acuerdo para formar un nuevo gobierno.

SALVINI, FUERA DEL GOBIERNO

Salvini dio por rota la coalición con la intención de forzar las elecciones para aprovechar el tirón de su partido en las encuestas, que le daban la mayoría absoluta en coalición con la conservadora Forza Italia, de Silvio Berlusconi, y Hermanos de Italia. Sin embargo, el acercamiento que se ha producido entre el Partido Demócrata de Matteo Renzi y el M5S de Luigi Di Maio puede dar al traste con sus aspiraciones. Es algo que no se esperaba, y que ha trastocado todos sus planes.

Un pacto de izquierdas (tienen escaños suficientes para formar otro Ejecutivo alternativo sin pasar por las urnas) sacaría del Gobierno a Salvini, que ante esta perspectiva ha dado un giro y ha propuesto a Di Maio una reconciliación. En lo que algunos analistas tildan de gesto desesperado, el líder de la Liga Norte ha intentado un acuerdo para conservar los ministerios que mantenía con el gabinete de Conte. "Si alguno de los que ha estado siempre diciendo que no (en referencia al M5S) dice ahora que sí, que formemos un equipo, que tengamos un objetivo, que construyamos, que hagamos cosas buenas para el país... Yo siempre he dicho que soy una persona coherente, no guardo rencor, miro hacia adelante", ha dicho tras reunirse con Mattarella.

Pero Di Maio parece no estar ya dispuesto a pasar por el aro. el líder del Movimiento 5 Estrellas ha criticado a su exsocio por haber roto la alianza gubernamental de forma unilateral, por "caprichos veraniegos", y por echar por tierra los compromisos adoptados ante los italianos en el programa político negociado tras las elecciones generales del pasado año. "Ha bloqueado políticas que iban a ser aprobadas y que iban a mejorar la vida de los italianos", ha señalado.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión