Europa se ha vuelto vulnerable a la guerra comercial internacional, según Draghi

El presidente del BCE cree que los países se han visto afectados de manera desproporcionada

Irene Hernández
Bolsamania | 12 jun, 2019 10:46 - Actualizado: 11:07
European Central Bank (ECB) president Mario Draghi

Las economías europeas se han vuelto vulnerables a los efectos de la guerra comercial internacional y a las condiciones financieras, aspectos que les afectan "de manera desproporcionada", asegura el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

Esto es debido a la alta dependencia que tiene Europa del comercio exterior y a que los países se han especializado cada vez más en ciertas industrias, lo que puede haber hecho estar más expuesto a los choques específicos de ciertos sectores, como el de la fabricación de automóviles.

"En algunos países, por ejemplo, las exportaciones de vehículos representan casi el 30% del total de las exportaciones manufactureras, lo que las hace más vulnerables a la amenaza de aumentar los aranceles de los automóviles". Además, Draghi, durante una conferencia en Fráncfort, ha expresado que "el efecto de los aranceles podría ampliarse, ya que una gran parte de los productos cruzan las fronteras varias veces durante el proceso de producción".

Draghi cree que "el efecto de los aranceles podría ampliarse, ya que una gran parte de los productos cruzan las fronteras varias veces durante el proceso de producción"

Pero los vientos en contra a los que se enfrentan la mayoría de las economías europeas también podrían ser el resultado de "cambios en el panorama financiero internacional". "Si bien muchos países de la región han mejorado sus saldos de cuenta corriente en los últimos años, pueden seguir siendo vulnerables a las cambiantes condiciones financieras externas debido a su dependencia en financiación extranjera", ha dicho.

El presidente del BCE considera que "se necesitan esfuerzos políticos sostenidos para mantener un camino de convergencia estable", para lo que los países necesitan encontrar "nuevas formas de impulsar el crecimiento" para "crecer ante sus vulnerabilidades".

Así, ha destacado como el principal desafío a largo plazo "avanzar hacia un modelo de crecimiento y financiación más equilibrado, que dependa más de la innovación nacional y de un mayor gasto en inversiones de lo que lo ha sido hasta ahora". Por ello, añade, "es necesario un alto nivel de calidad institucional para aprovechar al máximo los beneficios del mercado único y mantener las estructuras económicas sólidas necesarias para la resistencia de la moneda única".

Draghi ha concluido diciendo que la Unión Europea "ha sido una fuente de crecimiento y un ancla de estabilidad". En esta conferencia participan también la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión