ep la estimacion de la cosecha de aceite de oliva en espana desciende un 25 con 136 millones de
Aceituna.DIPUTACIÓN DE MÁLAGA - Archivo

A las seis de la mañana de este viernes han entrado en vigor los aranceles de Donald Trump sobre 7.500 millones de dólares en productos europeos, que van a causar un perjuicio económico a España de aproximadamente 130 millones de euros como consecuencia de las menores ventas de productos agroalimentarios.

En un artículo publicado este jueves, el Banco de España analiza el impacto potencial de los aranceles sobre las exportaciones extracomunitarias no energéticas para concluir que "las tensiones proteccionistas tienen un impacto adverso y potencialmente persistente sobre las exportaciones españolas".

El organismo estima que, como consecuencia del incremento por parte de EEUU de los aranceles impuestos a un conjunto de productos agroalimentarios españoles, desde el 3,5% actual hasta el 25%, las ventas de estos productos españoles a la economía estadounidense descenderían en, al menos, un 12%. Este impacto equivale al 0,01% del PIB, en función del peso de esas exportaciones en el total de las ventas españolas de bienes al resto del mundo (0,3%), señala el Banco de España.

Hay que tener en cuenta que estas tensiones comerciales tienen lugar en un escenario en el que el comercio mundial ya se habría visto lastrado desde la crisis financiera global por el incremento de las barreras no arancelarias, cuyo impacto sobre las exportaciones es significativo, incluido el caso español. A esto habría que añadir la incertidumbre acerca de la resolución de las tensiones proteccionistas globales y del resultado final del Brexit que es, si cabe, aún más relevante para valorar el balance de riesgos a medio plazo del sector exterior de la economía española. Y eso, sin contar con el caso de una hipotética salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) sin acuerdo, con el profundo cambio institucional que supondría el abandono de la zona de libre comercio por parte de la economía británica.

El organismo español destaca que la composición de las exportaciones de nuestro país "está sesgada, en comparación con la de la UE, hacia productos a los que se aplican unas tarifas más altas". Esta brecha se explica, en buena medida, por el peso relativo más elevado en las ventas españolas del sector agroalimentario, que representan alrededor del 20% de las exportaciones extracomunitarias y están sujetas a unos aranceles sensiblemente más elevados (entre el 9% y el 13%) que los aplicados al resto de los bienes (un 5% en promedio). Asimismo, los productos textiles también soportan aranceles superiores al 9% y su peso relativo en las exportaciones extracomunitarias de España (que supera el 7% del total) es también mayor que en la media de la UE.

Noticias relacionadas