Encuentra las 8 diferencias entre las propuestas económicas del PSOE y de Pedro Sánchez

El Partido Socialista y el candidato a las primarias de la formación ya han dado a conocer sus medidas

  • Muchas de las propuestas presentadas coinciden, aunque en cada materia hay matices diferentes
  • Es curiosa la visión que tienen ambas partes de temas como pensiones, renta básica o Europa
Virginia Mora
Bolsamania | 04 mar, 2017 15:53 - Actualizado: 16:00
pedro sanchez javier fernandez

El PSOE parece dispuesto a redefinirse en su próximo Congreso Federal que se celebrará el 17 y 18 de junio, y para ello ya ha dado a conocer la ponencia económica titulada 'España 2020. Una economía social y ambientalmente sostenible', que se discutirá en esta cita. Lo hizo el pasado fin de semana, apenas unos días después de que el candidato a las primarias socialistas, el exsecretario general del partido Pedro Sánchez, presentase en un multitudinario acto en Madrid su propuesta para refundar y reconquistar el Partido Socialista, que incluye su 'credo' económico.

Algunas de las propuestas que aparecen recogidas en ambos documentos son similares, pero hay otras muy diferentes. Aquí explicamos uno por uno los planteamientos económicos del aparato del partido, que ahora controla la Gestora que preside Javier Fernández, y los del exsecretario general, que se la juega en las primarias que se celebrarán el próximo mes de mayo, aunque todavía no se ha fijado la fecha de forma oficial.

1. PENSIONES

Sánchez y el PSOE coinciden al hablar de las pérdidas de poder adquisitivo de los pensionistas a causa de la reforma de la Seguridad Social del PP

El PSOE dice que su objetivo es “reconocer” a las personas mayores como los “protagonistas” de la prosperidad que ha alcanzado España, y para ello creen que hay que alentar el envejecimiento activo y mejorar el actual sistema de pensiones “garantizando su viabilidad” para que sea “más justo” y para que los pensionistas “ganen poder adquisitivo”. El partido afirma que “el IPC debe volver a ser la referencia para proteger la capacidad adquisitiva de las pensiones”, sobre todo de las más bajas.

Sánchez, en su propuesta, habla de “adaptar el actual sistema de pensiones a las nuevas realidades poblacionales” y aboga por mantener un número “suficiente” de trabajadores en activo que permita “asegurar las pensiones de un número creciente de jubilados”. Tras pedir que no se favorezcan los planes de pensiones privados poniendo de excusa el envejecimiento de la población, coincide con el aparato del partido al hablar de las pérdidas de poder adquisitivo de los pensionistas a causa de la reforma de la Seguridad Social del PP. Pretende implantar un sistema de pensiones financiado a través de las cotizaciones a la Seguridad Social y de nuevos impuestos, aunque no especifica cuáles.

2. FISCALIDAD

Mientras que el candidato a las primarias del PSOE propone reorientar la política fiscal reformando el impuesto sobre la renta (IRPF) y redefiniendo el impuesto sobre el patrimonio y la riqueza, prohibiendo a su vez las amnistías fiscales, impulsando una acción europea a favor de la armonización fiscal y aboliendo los paraísos fiscales, el partido coincide con él en la necesidad de acabar con el fraude fiscal avanzando en “el intercambio de información con otros países europeos”, y también en la idea de “reducir el excesivo peso de la recaudación sobre los salarios”.

Además, propone otra cosa diferente. En concreto, habla de establecer una “adecuada armonización fiscal” en los tributos cedidos a las CCAA para “evitar que una carga tributaria asimétrica pueda condicionar el lugar de residencia”. Se refiere, por ejemplo, a las quejas que se han producido en las últimas semanas sobre el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y las diferencias entre lo que los ciudadanos deben pagar en una u otra región para acceder a una herencia.

3. MERCADO LABORAL

El PSOE aboga por impulsar políticas activas de empleo, formando a los ciudadanos que estén en situación de desempleo para facilitar su reinserción al mercado laboral. “Los servicios de empleo, junto con los ayuntamientos, deben gestionar el programa de lanzaderas de empleo financiado con el Fondo Social Europeo”, dice el partido, que sugiere “recuperar el nivel de los salarios de 2011” para poder aumentar la recaudación del IRPF y las cotizaciones sociales en unos “10.000 millones de euros”. Asimismo, propone aumentar la protección de los autónomos.

Al igual que el partido, Pedro Sánchez habla de conseguir unos “salarios dignos”, y apuesta por cambiar el modelo laboral, empezando por derogar la reforma implantada por el Gobierno de Mariano Rajoy. También habla de promover una alianza con los sindicatos para propiciar un marco basado en la negociación colectiva y de potenciar la estabilidad y la calidad del empleo mediante la reducción de la temporalidad, es decir, quiere regular el empleo a tiempo parcial.

El candidato propone además fijar el Salario Mínimo Interprofesional en “1.000 euros mensuales para alcanzar el 60% del salario medio” (el PSOE, en su documento, sólo habla de “seguir subiendo el salario mínimo”, sin especificar cuánto), así como incrementar las inversiones destinadas a la reinserción de los parados, especialmente los jóvenes, los desempleados de larga duración, las mujeres y los mayores de 45 años. El partido hace una mención especial a los jóvenes en este sentido, remarcando que “el contrato en prácticas debe volver a estar vinculado con una obligación de formación”.

4. RENTA MÍNIMA/BÁSICA

En su programa, Sánchez dedica un apartado especial a una de sus medidas estrella: la Renta Básica Universal. La idea nace de mezclar la propuesta del PSOE de un Ingreso Mínimo Vital y la de los sindicatos, de establecer una renta mínima. Para ello, el candidato habla de implantar un Impuesto Negativo sobre la Renta que se fije a partir del nivel de pobreza existente y que marque un objetivo de renta mínima para todos los ciudadanos.

Propone que todas las personas tengan derecho a recibir de la Hacienda Pública la cantidad correspondiente a la diferencia entre los ingresos anuales y ese mínimo garantizado por persona, y dice que esa cantidad debe ir aumentando si lo permite el presupuesto. Además, explica que las ventajas de este Impuesto Negativo sobre la Renta son que puede insertarse en el sistema fiscal e ir elevándose a medida que se vayan incorporando más personas a las colas del paro.

Por su parte, el PSOE se refiere a la renta mínima y dice que si a pesar de las políticas que se lleven a cabo hay personas que no pueden alcanzar un nivel de ingresos suficiente, debe apostarse por “un ingreso mínimo vital, manteniendo la cobertura de otras prestaciones cuando estas se hayan agotado, sin que ello impida la búsqueda de empleo”.

El candidato a las primarias socialistas propone en su programa implantar un Impuesto Negativo sobre la Renta que se fije a partir del nivel de pobreza existente y que marque un objetivo de renta mínima para todos los ciudadanos

5. EMPLEO Y TECNOLOGÍA

En este apartado, el Partido Socialista propone que las empresas que sustituyan el empleo por robots “deberán hacerse cargo de planes de recolocación de los trabajadores”, aunque Sánchez en su programa va más allá. Pone especial énfasis en los efectos de la digitalización y la robotización y propone impulsar la investigación científica, la innovación y apoyar más a las empresas para que avancen en el uso de nuevas tecnologías, pero también avisa de que eso significará que habrá que modificar la fiscalidad para “gravar de modo especial los beneficios que procedan del trabajo realizado por máquinas inteligentes que sustituyan al trabajo asalariado”.

6. EUROPA

En cuanto al marco europeo, Pedro Sánchez aboga por avanzar en la unión bancaria y por el establecimiento de un seguro de desempleo europeo que ayude a “paliar los efectos negativos de las políticas de la Unión Europea”. Una propuesta que también hace el PSOE, que habla de impulsar “un seguro de desempleo común”, además de pedir que el presupuesto comunitario dedique “más recursos” a contar con una política energética común, un tesoro único europeo o a avanzar en el proceso federal.

En cuanto al Banco Central Europeo (BCE), el candidato a las primarias señala que debe comprometerse a garantizar no sólo la estabilidad de precios en la zona euro, sino también el crecimiento económico y el empleo, y el PSOE se expresa en términos similares: “El BCE debe incluir el pleno empleo como objetivo junto al de la estabilidad de precios”, dice. Sánchez pide además que las exigencias de cumplimiento de los objetivos de déficit por parte de Bruselas se basen en el ciclo económico, centrándose en “políticas de crecimiento económico y del empleo” y no en políticas fiscales de recortes.

7. CAMBIO CLIMÁTICO

Este es otro de los puntos en los que más o menos coinciden ambos programas. Mientras que Pedro Sánchez apunta a la necesidad de detener, revertir y adaptarse al cambio climático y de ir hacia una economía más ecológica, aumentando para ello la eficiencia energética y promoviendo el cambio en el modo de producción de la energía desde las actuales fuentes que usan los combustibles fósiles (carbón, petróleo…) hacia las renovables, el PSOE propone algo parecido.

El programa de la Gestora aboga por “invertir para combatir” el cambio climático y que la investigación se centre en mejorar el uso de los recursos y en “reducir las emisiones contaminantes”. Pone especial atención en el agua y todo lo que se podría hacer para proteger este bien tan preciado. Además, aboga por “aumentar la inversión en renovables”, por “eliminar el impuesto al sol”, y por “regular y favorecer el autoconsumo” eléctrico.

Sánchez, en su propuesta, dice que hay que “incentivar” desde el Gobierno la transición hacia las renovables modificando la fiscalidad, incrementando las compras públicas y mejorando la regulación. Además, ante la más que posible resistencia de algunas empresas, sobre todo las energéticas, apunta que habrá que incrementar los “mecanismos de control público”.

8. AYUDA AL DESARROLLO Y A LA CULTURA

El PSOE propone que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) sea “una agencia financiera pública de innovación” para “potenciar a las pymes innovadoras. Además, dice que la banca pública rescatada debe “priorizar la financiación de la actividad empresarial” y habla de potenciar el desarrollo de patentes que tengan potencial de inversión. En este apartado, el exsecretario general propone, por ejemplo, destinar el 0,7% del PIB a la ayuda al desarrollo.

Sobre la Cultura, Sánchez aboga por apoyar al sector rebajando el IVA, elaborando una Ley de Mecenazgo y reformando la Ley de Propiedad Intelectual, mientras que la propuesta del PSOE va por el mismo camino: habla de volver de nuevo al IVA reducido, favorecer el mecenazgo y las donaciones culturales y “potenciar nuevas formas de financiación”.

'BONUS TRACK': VIVIENDA, DEUDA, INFRAESTRUCTURAS…

El PSOE quiere convertir España en una “plataforma logística” manteniendo el esfuerzo inversor en infraestructuras y priorizando el suelo de los puertos para “uso industrial”

Además de todo lo anterior, hay propuestas que hacen unos y otros que no se pueden comparar. Así, Pedro Sánchez dedica especial atención en su programa al tema de la vivienda y propone impulsar una nueva legislación de sobreendeudamiento familiar para que las familias que se encuentren en situación de insolvencia “de buena fe” tengan una “segunda oportunidad”. También aboga por reforzar el asesoramiento y los controles de las condiciones generales y las cláusulas más habituales de las hipotecas, y por favorecer el acceso a la vivienda mediante ayudas públicas.

En cuanto a la deuda, Sánchez propone varias medidas para atajar el problema. A escala europea habla de “mutualizar la deuda”, es decir, compartir costes y riesgos, y afirma que eso es algo que debe promover el BCE. Y sobre la banca, sugiere hacer más eficiente la Administración Pública evitando duplicidades y garantizando el crédito en la economía mediante la creación de un sector de Banca Pública y otro de Banca Cooperativa y Social.

Por su parte, el PSOE dice que hay que convertir a España en una “plataforma logística” manteniendo el esfuerzo inversor en infraestructuras y priorizando el suelo de los puertos para “uso industrial”. También aboga por dar impulso al transporte de mercancías por ferrocarril.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión