El Banco de Inglaterra no se moverá durante el paripé de los 'tories'

A finales de esta semana se conocerá el rival final del favorito, Boris Johnson

Noemí Jansana
Bolsamania | 20 jun, 2019 06:00 - Actualizado: 10:32
libra portada carney

No sólo no se espera ninguna novedad por parte del Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés) en su reunión de junio, sino que el mercado tampoco prevé que anuncie cambios en los tipos antes de que se resuelva el Brexit el 31 de octubre. El banco central no interferirá mientras se desarrolla la carrera por el liderazgo del partido 'torie' y el nuevo primer ministro se enfrenta a Bruselas. Asimismo, la inflación y el giro 'dovish' de los bancos centrales aflojan la presión del mercado sobre su gobernador, Mark Carney.

"La vuelta de los precios al consumo al objetivo del 2% en mayo envía un balón de oxígeno al BoE y sirve al banco central la oportunidad de que mantenga los tipos bajos en el futuro", señala Tom Stevenson, analista de Fidelity. "Además, el resto de bancos centrales han virado hacia una mayor flexibilización de sus políticas monetarias", agrega.

El recorte en la inflación el mes de mayo, hasta el 2%, desde el máximo de 2019 de abril, en el 2,1%, "son buenas noticias para el BoE y para los consumidores", subraya por su parte Howard Archer, economista jefe de EY ITEM Club. Coincide con Stevenson en que la tasa de interés se mantendrá en los niveles actuales por algún tiempo, "mientras persistan las incertidumbres del Brexit y la economía siga enfrentándose a una situación política interna inestable, así como a los desafíos globales que no cesan", redondea.

La contienda en el partido 'torie' para elegir al nuevo líder del partido y del país seguirá hasta el mes de julio. Esta semana, los conservadores decidirán quién es el rival del exalcalde de Londres, Boris Johnson, claro favorito a suceder a la ex primera ministra Theresa May. La inestabilidad política y el temor a que Johnson conduzca a Reino Unido a un Brexit duro provocarán que 'La Vieja Dama de la Calle Threadneedle' "se mantenga al margen", explica el analista de la City Ashraf Laidi.

El divorcio con la Unión Europea (UE) "está tan lejos de resolverse como siempre", indica Stevenson, lo que "incrementa la cautela de Carney y del Comité de Política Monetaria del banco central". Si acaso, Laidi indica que el banco central elevará sus previsiones macroeconómicas en agosto, "una vez haya un nuevo líder en el país".

A pesar del declive en la inflación del pasado mes, el banco central puede decidir, en su informe trimestral, que "la dinámica de la economía ha mejorado", por lo que una opción que tiene el banco central es "mejorar sus perspectivas para el PIB y los precios".

"Los indicadores económicos para la economía de Reino Unido han mejorado", continua Laidi, lo que podría llevar, de aquí a agosto a incrementar las expectativas de que habrá una subida de tipos, pero "no será necesario ir tan lejos", indica el experto.

INTERVENCIÓN EN LA LIBRA

El supervisor monetario, en cambio, se mantendrá ocupado apuntalando a la libra, según explica Melchor Armenta, profesor adjunto de la UNED. La moneda se cambia de manos en mínimos de cinco meses contra el dólar, después de tocar 1,25 dólares esta semana y contra el euro también ha acariciado niveles no vistos desde enero. El experto en el mercado de las divisas apuesta por incursiones del BoE para apuntalar a la divisa en caso de que ocurra un desastre, ya que "veremos reacciones violentas si se abandona el bloque comunitario sin acuerdo".

Rememora el flash-crash de la moneda en octubre de 2016 y cómo se recuperó acto seguido, por lo que aventura que Carney va a efectuar "un seguimiento muy cercano de cómo se mueve la moneda para hacer intervenciones en distintos niveles y no dejarla caer por debajo de algún precio que el BoE considere suficientemente bajo, probablemente 1,20 dólares".

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión