libra portada caidas
1,0540$
  • 0,0003$
  • 0,03%

La libra esterlina prolonga este viernes el rally de jueves, cuando ha encadenado tres sesiones en positivo y ha superado la resistencia en 1,0930, hasta niveles de precio en 1,12 dólares, máximos de una semana. Este nivel de precios ha rechazado el avance del cable (libra/dólar) y ha retrocedido hasta 1,1150 dólares. El euro ha corrido una suerte similar y se ha alzado hasta 0,9843 dólares, precios que tampoco se veían desde el 22 de septiembre. Los expertos creen que después de la reacción negativa inicial a la intervención del Banco de Inglaterra (BoE) en el mercado de bonos, los inversores han acabado por decidir que era una buena señal y han elevado la moneda.

Si bien en primera instancia el paso al frente del banco central se consideró una señal de debilidad, "la subida de la libra esterlina ha pesado sobre el dólar estadounidense, ya que los operadores pasaron de una moneda relativamente cara a otra relativamente barata", señala David Madden, analista de Equiti Capital. Las alzas se han producido después de que el BoE llevó a cabo un segundo día de compra de bonos para estabilizar los mercados, y los rendimientos de la deuda británica (gilts) también subieron.

"El sentimiento podría mejorar, impulsando a la libra y a otros activos de riesgo al alza", agregan los analistas de Axiory Global. De este modo, la divisa británica se encamina a su mejor semana en dos años y medio. "Creo sinceramente que la libra esterlina podría recuperarse de forma sostenible si el BoE juega bien sus cartas", afirma Ipek Ozkardeskaya, analista de Swissquote. "El BoE tiene una tarea muy dura ahora: debe lidiar con la inflación globalmente más alta -lo que requiere una política monetaria estricta- y debe lidiar con Liz Truss -y su gasto que el mercado no quiere financiar- lo que requiere que el BoE compre bonos", explica.

El índice del dólar, por su parte, cae por debajo de 112, desde los máximos de 114,778 de esta semana. Anteriormente había subido hasta un máximo de la sesión de 113,79. "El dólar estadounidense se suavizó bruscamente a pesar de los mensajes de halcón que nos lanzaron a la cara los despiadados miembros de la Fed", comenta Ozkardeskaya.

Los analistas indican que el retroceso del dólar se produjo después de que el Banco Popular de China dijera a los bancos estatales que se prepararan para vender la moneda estadounidense en favor del yuan. Entre las causas también se habla de la intervención del BoE, mientras otros piensan que "el hecho de que el Banco Central Europeo (BCE) se vuelva más agresivo ayuda a domar la subida del dólar", indica Ozkardeskaya.

Por otra parte, el rally del euro se ha visto exacerbado por a lectura de la inflación alemana, que ha reforzado las expectativas de una acción política más agresiva por parte del Banco Central Europeo (BCE).

Noticias relacionadas

contador