microsoft logo tienda
Tienda de Microsoft en Manhattan (Nueva York)ajay_suresh (Flickr)
427,000$
  • -3,520$
  • -0,82%

Las últimas semanas no han sido fáciles para Microsoft. Además de publicar unos resultados trimestrales que no convencieron al mercado, la compañía anunció sus planes de despedir a 10.000 trabajadores a finales del tercer trimestre fiscal (primero de 2023) y ha recibido la oposición preliminar del regulador británico a la adquisición de la desarrolladora de videojuegos Activision Blizzard. La última noticia en torno al gigante tecnológico de Redmond es que ha cerrado por completo su equipo de metaverso industrial y ha despedido a los 100 empleados que formaban parte de este solo cuatro meses después de su puesta en marcha.

Según informa el medio ‘The Information’, Industrial Metaverse Core era la división con la que buscaba desarrollar el metaverso en entornos industriales. La compañía dirigida por Satya Nadella creó en octubre este equipo para trabajar con clientes de los sectores de la sanidad, los servicios financieros minoristas y la energía, entre otros, en la creación de interfaces de software que pudieran utilizarse para impulsar proyectos relacionados con el metaverso. En concreto, Microsoft pretendía crear interfaces para el funcionamiento de sistemas de control en centrales eléctricas y redes de robótica y transporte, entre otros, según destaca The Information.

La decisión de Microsoft es sorprendente, ya que la empresa fundada por Bill Gates ha mostrado su interés en repetidas ocasiones por esta tecnología incipiente. De hecho, la compañía de Redmond, que adquirió en 2017 la compañía AltspaceVR, lleva años trabajando en el dispositivo de realidad mixta HoloLens, a pesar de no tener indicios de que pueda tener éxito comercial. Asimismo, numerosos ejecutivos de la compañía han descrito la importancia del metaverso a medida que nos adentramos en un mundo cada vez más digital.

El propio Satya Nadella ha glosado las bondades del metaverso en numerosas ocasiones. Durante el último Foro Económico Mundial de Davos, el CEO de Microsoft destacó la tecnología como un punto de inflexión en las relaciones humanas. “Para mí, lo que más cambia las reglas del juego de esta tecnología en particular es la sensación de presencia que se tiene, incluso cuando se interactúa virtualmente. Creo que es absolutamente necesario utilizar esta tecnología de metaverso y estas experiencias inmersivas para unir al mundo y tener esa sensación de presencia comunitaria y colaboración”, explicó.

Asimismo, durante la conferencia Ignite de 2021, Nadella aplaudió los avances que podría traer consigo esta tecnología y recalcó “la necesidad de transformación digital nunca ha sido tan urgente”. “Fundamentalmente, estamos pasando de una era móvil y en la nube a una era de computación ubicua e inteligencia ambiental. Una era que experimentará más digitalización en los próximos diez años que en los últimos 40”, agregó.

“A medida que los mundos digital y físico se unen, estamos creando una capa de plataforma completamente nueva, que es el metaverso. Estamos uniendo personas, lugares y cosas con el mundo digital tanto en el espacio del consumidor como en la empresa. Cuando hablamos del metaverso estamos describiendo tanto la nueva plataforma como un nuevo tipo de aplicación; de forma similar a como hablábamos de la web y los sitios web a principios de los 90. El metaverso nos permite integrar la informática en el mundo real e integrar el mundo real en la informática, aportando presencia real a cualquier espacio digital. Durante años hemos hablado de crear una representación digital del mundo, pero ahora tenemos la oportunidad de entrar en ese mundo y participar en él”, explicó el consejero delegado de Microsoft.

La inversión de Microsoft en el metaverso no solo se ha limitado a la línea más “tradicional” de su negocio, sino que también tiene mucho que ver con la industria del videojuego. En la nota de prensa publicada tras el anuncio de su acuerdo de compra de Activision Blizzard por 68.000 millones de dólares, el coloso de Redmond destacó que la compra de la desarrolladora de ‘Call of Duty’ “acelerará el crecimiento del negocio de videojuegos de Microsoft en móviles, PC, consolas y la nube, y proporcionará las bases para construir el metaverso”.

“Los videojuegos son la categoría de entretenimiento más dinámica y emocionante en todas las plataformas y desempeñarán un papel clave en el desarrollo de plataformas metaverso. Estamos invirtiendo profundamente en contenido de clase mundial, la comunidad y la nube para marcar el comienzo de una nueva era de videojuegos”, recalcó entonces Nadella.

Con todo, la compra de Activision Blizzard ha recibido diversos golpes en los últimos meses. Recientemente, la CMA británica ha mostrado sus objeciones a la operación en un informe preliminar, señalando que sería perjudicial para la competencia en el mercado de consolas y de juego en la nube podría dar lugar a “precios más altos, una gama (de productos) más reducida, una calidad inferior, un peor servicio y/o una menor innovación”. Asimismo, ha sugerido una desinversión parcial en forma de la venta de licencias como ‘Call of Duty’ o segmentos de negocio como Blizzard (‘World of Warcraft’) o King (‘Candy Crush’).

Por su parte, la FTC estadounidense ha demandado a Microsoft por la operación y tratará de bloquear la compra de Activision al entender que “puede retener y retendrá contenidos a sus rivales en el sector de los videojuegos”. “Pretendemos impedir que Microsoft se haga con el control de un importante estudio independiente de juegos y lo utilice para perjudicar a la competencia en múltiples mercados de juegos dinámicos y de rápido crecimiento”, explicó el regulador estadounidense. La Comisión Europea, por su parte, también ha abierto una “investigación en profundidad” sobre la operación en noviembre.

Noticias relacionadas

contador