Cómo aprovechar los altos dividendos en España para invertir con éxito en 2019

Los pagos de dividendos actúan como un airbag en la cartera del inversor

César Vidal
Bolsamania | 09 feb, 2019 06:00
brokerreflexion
-
-

España es el sexto país del mundo donde los dividendos son más elevados, según un informe de la aseguradora alemana Allianz. Las compañías cotizadas españolas (incluidas en los índices MSCI) ofrecen una rentabilidad media por dividendo del 4,65%, tan sólo por detrás de las empresas rusas (6%), portuguesas (5,36%), británicas (4,97%), australianas (4,85%) e italianas (4,75%).

Esto ofrece al inversor español a largo plazo una buena oportunidad de seleccionar acciones que aseguran un rendimiento anual atractivo en el largo plazo, independientemente de su comportamiento bursátil en un ejercicio determinado.

"Los pagos de dividendos actúan como un airbag en la cartera del inversor, lo que puede tener un efecto particularmente beneficioso, especialmente cuando la situación del mercado es menos favorable, como hemos visto en Europa”, asegura Hans-Jörg Naumer, director de análisis de mercado de capitales de Allianz.

“Los dividendos estabilizan la cartera porque amortiguan los reveses de los precios y generan ingresos predecibles", añade este experto, uno de los autores del estudio.

Aunque para batir al mercado y obtener una rentabilidad adicional a la generada con los dividendos hace falta también ser capaz de elegir acciones de compañías sólidas pero que tengan una valoración atractiva. Por ello, la rentabilidad por dividendo “no es el único factor decisivo en la selección de acciones”, explica Jörg de Vries-Hippen, gestor del fondo Allianz Europe Equity Dividend.

Su estrategia consiste en aprovechar las caídas de las bolsas y considerarlas oportunidades de compra para expandir las posiciones más prometedoras de la cartera. “Para nosotros”, explica, “la continuidad en los pagos de dividendos es tan importante como su nivel relativo, porque una combinación positiva indica una base saludable”.

Además, añade que “estas compañías a menudo demuestran estabilidad en tiempos turbulentos”. Según ha comprobado Allianz, desde los años 90, las acciones con altos dividendos se comportan de una manera mucho menos volátil que las empresas con dividendos más bajos.

En este sentido, Vries-Hippen comenta que hay algunas empresas que pagan dividendos, bien financiadas y con potencial de crecimiento, que tras la corrección registrada por las bolsas en el último trimestre de 2018 “cotizan con descuento”.

Como ejemplo, menciona al “sector energético europeo”, cuya reestructuración se materializará “a través de una mayor generación de efectivo y dividendos más sólidos”. También considera al sector asegurador como otro de los “clásicos pagadores de dividendos a largo plazo”.

En conclusión, Allianz recuerda que durante los últimos 45 años, los dividendos han representado un 41% de la rentabilidad total de las acciones europeas. Además, su previsión es que “el endurecimiento de las condiciones del comercio mundiales probablemente afecten a los mercados de renta variable europea”, por lo que invertir teniendo en cuenta estos factores puede ser la clave del éxito para ganar al mercado en 2019.

En España, por ejemplo, las empresas que ofrecen una rentabilidad anual por dividendo más atractiva son Mediaset España (9,25%), Banco Sabadell (7,7%), Endesa (6,5%), Mapfre (6,5%), Enagás (6,3%), Caixabank (6,3%), Repsol (6,2%), Naturgy (5,6%), Santander (5,6%), BBVA (5,4%), Telefónica (5,3%), Red Eléctrica (5,3%), Acerinox (5,1%) e Iberdrola (5%).

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión