preocupacion630
9.225,40
  • -33,80
  • -0,37%

El mes de octubre empezó con el pie izquierdo, algo que por otro lado ya advertíamos por cuanto estacionalmente este mes suele ser complicado para los mercados. Y la ‘excusa’ fue el pésimo dato del ISM manufacturero, que caía a mínimos desde la crisis de 2009.

Estacionalmente, este mes suele ser complicado para las bolsas mundiales y de alguna manera marca los mínimos (un suelo) con vistas a entrar en la recta final del año/principios del siguiente con buen pie, ya saben, el tan famoso y manido ‘rally de Navidad’. Y lo que está por determinar es si las violentas caídas de los primeros días de octubre pueden darse por finiquitadas o existe la posibilidad de que todavía no hayamos visto los mínimos de la actual fase correctiva. Lo cierto es que a día de hoy no tenemos ninguna figura de vuelta como tal, pero es verdad que las bolsas europeas están rebotando desde potenciales niveles de soporte: zonas de control que se corresponden con ajustes/retroceso de entre el 50% y el 61,8% de las subidas experimentadas desde los mínimos de agosto. Lo que quiere decir que las caídas hasta los mínimos de la semana pasada encajan, aunque violentas, absolutamente dentro de los parámetros normales.

A continuación, repasamos desde el punto de vista de los gráficos la situación actual del S&P 500, Dax 30 e Ibex 35:

S&P 500

El principal índice del mundo se está desplazando lateralmente dentro de un rango de precios comprendido entre los 2.730 puntos por abajo (soporte) y los 3.030 puntos por arriba (resistencia), en números redondos. Y lo cierto es que todo lo que suceda dentro de dicho rango carecerá de implicaciones técnicas de relevancia para el índice. Con el permiso claro está del importante soporte intermedio que tenemos en los mínimos de agosto: los 2.822 puntos. La pérdida de los mínimos de agosto (2.822) sería sin lugar a dudas una importante señal de debilidad de corto plazo. Pero lo cierto es que el soporte de los 2.720-2.730 puntos, los mínimos de marzo y de junio es mucho más relevante. Por lo que, grosso modo, nos fijaremos sobre todo en los mínimos de junio y en los máximos de julio como principales zonas de control, a la espera de que el precio rompa por uno u otro lado. Ni que decir tiene que por encima de los 3.030 puntos tendríamos una fortísima señal de fortaleza en el índice estadounidense, pues desde ese momento se colocaría otra vez en subida libre absoluta.

spx121019

IBEX 35

A la vista del gráfico semanal de nuestro selectivo, por aquello de eliminar todo el ruido del día a día, lo que tenemos es que nos hemos quedado en el último rebote a las puertas de la fortísima resistencia de los 9.400-9.410 puntos. Esta resistencia, de la que ya hemos hablado en tantas ocasiones, no es otro que el ‘gap’ bajista semanal de principios de mayo: los 9.410 puntos. Hueco bajista semanal que se rellenó a lo largo del mes de julio en dos ocasiones, pero que en ningún caso se cerró o lo que es lo mismo se anuló. Y además ahora resulta que la recta resistencia que une los máximos decrecientes de mayo de 2017 y enero de 2018 pasa también por este nivel, por lo aprox. 9.400 puntos. Por lo tanto, es fácil entender por qué este nivel de precios es tan relevante para nuestro índice. Digamos que un cierre semanal por encima de los 9.410 puntos sería un primer aviso de que algo, por fin, está empezando a cambiar, mientras que la confirmación definitiva de un cambio de tendencia vendría de la mano de la superación de los 9.600 puntos, los máximos anuales. Por abajo, por el lado de los soportes, tenemos los 8.300-8.400 puntos.

ibex4111019
Gráfico semanal desde principios de 2017

DAX 30

Igual que las caídas hasta los mínimos de agosto (11.266) encontraron freno en el nivel de ajuste/retroceso del 61,8% de toda la subida desde los mínimos de diciembre, da la sensación de que estamos ante una situación parecida. De hecho, por el momento la corrección se ha frenado, al tick, en el nivel de ajuste de entre el 50% y el 61,8% del último impulso alcista, el que tiene origen en los mínimos de agosto. Dicho esto, tenemos el índice germano rellenado el hueco bajista, por definición resistencia, de los 12.263 puntos y si por un casual desde ahí se girara a la baja no descartaremos un nuevo tramo correctivo que le llevara, incluso, hacia la zona de soporte de los aprox. 11.730-11.750 puntos (61,8%). Lo que encajaría todo a su vez dentro de un movimiento correctivo en ‘abc’. Mientras que cerrar este 'gap', o lo que es lo mismo anularlo, sería una importante señal de fortaleza de corto plazo. La antesala de un ataque a los máximos de septiembre.

No obstante, hemos de saber que los mínimos de agosto (11.266) son un nivel de soporte clave en el índice de la ‘locomotora europea’. O dicho con otras palabras, toda posibilidad de que el índice trate de reestructurarse de nuevo al alza con vistas a la recta final del año pasa porque sí o sí se respete en todo momento dicho soporte.

dax3121019
Gráfico diario desde finales de 2018

A continuación pueden ver el gráfico semanal de largo plazo, desde finales de 2011, del índice europeo STOXX Europe 600. Este está desplegando un amplio triángulo y justo la semana pasada los índices europeos se venían abajo tras tocar, al tick, la parte alta del mismo, por definición resistencia. De lo que se deduce que, por encima de los máximos anuales (395), con holgura y en velas semanales, tendremos una más que interesante señal de fortaleza para el conjunto de las bolsas del Viejo Continente en términos de medio-largo plazo. Salvo que las cosas se tuerzan en el último momento por alguna declaración (tuit) de Donald Trump acerca de la guerra comercial, se diría que las bolsas del Viejo Continente están por la labor de atacar los máximos anuales más pronto que tarde. De superarlas tendremos renovadas y potentes señales de fortaleza para el conjunto de los índices en bloque y en términos de medio-largo plazo.

stxe600121019
Gráfico semanal desde agosto de 2011

Noticias relacionadas