El 70% de los gestores sitúa el inicio de la recesión en el segundo semestre de 2020

Solo un 43% de los gestores de hedge funds están largos, en neto, lo que indica que una corrección está cerca

  • Esperan un estancamiento secular: bajo crecimiento y baja inflación
cbbajistamiedo1 short1
Los gestores anticipan una corrección a corto plazo de las bolsas

Aunque ya es sabido que, cuando la curva de tipos estadounidense se invierte, es síntoma de que una recesión está cerca, el 70% de los gestores internacionales sitúa el inicio de la recesión global en el segundo semestre de 2020 o, incluso, más tarde, en 2021. Lo pone de manifiesto la última encuesta entre gestores de Bank of America Merrill Lynch.

Así, el 86% de los gestores encuestados cree que la inversión de la curva de deuda americana no significa que la recesión sea inminente, según BofAML. Únicamente un 6% de estos inversores institucionales asegura que la recesión global se inicie -o se haya iniciado ya- en 2019.

A mediados de marzo, saltaron las alarmas en Estados Unidos. Su curva de tipos se invirtió por primera vez desde 2007, en los prolegómenos de la gran crisis financiera internacional. El rendimiento del bono a tres meses (en el 2,455% en esa fecha) superó a la rentabilidad del bono a diez años (2,45%).

ESTANCAMIENTO SECULAR

En estos momentos, los gestores tienen sus carteras posicionadas para un “estancamiento secular”. El 66% de los consultados a nivel mundial prevé un contexto económico marcado por “un bajo crecimiento y una baja inflación”.

Los fondos de los que son responsables están sobreponderados -frente a su media histórica- en activos que lo hacen mejor cuando el crecimiento económico y los tipos de interés caen, como la liquidez, los mercados emergentes y las acciones de empresas de servicios públicos.

Por el contrario, están infraponderados en activos que, tradicionalmente, necesitan de un mayor crecimiento y tipos: las acciones en general y la renta variable de la eurozona y de los bancos en particular. De hecho, la asignación de capital por parte de los gestores a las acciones de los bancos ha caído a su nivel más bajo de los dos últimos años y medio, desde septiembre de 2016.

Entre los riesgos de cola más destacados para los gestores, aquellos eventos ‘raros’ que podrían causar una pérdida irreparable en una cartera, están la guerra comercial (20%), el frenazo económico de China (20%) y la impotencia de la política monetaria (18%).

¿CORTOS CON LAS BOLSAS? CORRECCIÓN A LA VISTA

De entre estos profesionales de la inversión a lo largo y ancho del mundo, menos de la mitad de los gestores de hedge funds están largos (en neto) ahora mismo con la bolsa. Un 43% de ellos reconoce que su fondo tiene más posiciones largas que cortas en los mercados de renta variable, 13 puntos porcentuales más que en marzo, que fue el mes en que menos largos (o más cortos) estuvieron desde diciembre de 2016.

Esto hace indicar que una mayoría del mercado espera una corrección de las bolsas a corto plazo tras el frenético rally de principios de año, en el que se recuperaron una buena parte de las pérdidas de 2018, el peor año para los activos financieros mundiales desde 2008 y la quiebra de Lehman Brothers.