¿En qué se parecen las bolsas de hoy al 'nifty fifty' de los 70? Bestinver responde

Compañías como Coca-Cola, Polaroid o Walt Disney se pagaban muy caras, y después cayeron en picado

  • Este no es el primer aviso: Self Bank ya mencionó esta similitud y sus posibles consecuencias en 2018
bestinverconferenciacanal
Conferencia Anual de Inversores de Bestinver, 2019Rubén Escudero, Bolsamanía

Las bolsas y los inversores están hoy en un punto que preocupa a los gestores, muy similar a lo que ocurrió en los 70, un fenómeno conocido como 'Nifty fifty'. Los flujos de dinero se dirigieron en masa hacia grandes compañías que daban dividendo y no dejaban de crecer, como Polaroid o Coca-Cola. Hoy sucede algo idéntico, con empresas del estilo de Amazon o Nestlé, por el miedo a la recesión de los inversores. Pero no todo fue de color de rosa para esas compañías: en el 74 hubo un crash del mercado y durante una década no pararon de creer. Bestinver, la gran gestora independiente de España, advierte de este paralelismo.

Como pusieron de manifiesto varios gestores durante el último MarketWatch de Bolsamanía, hoy día "tenemos unas bolsas donde el 70% de los valores han caído un 40% o un 50% y no los quiere nadie, y un 30% que está muy caro, porque son valores percibidos de mucha calidad, y todo el mundo paga por ellos". En cierta medida, la situación es muy parecida a la década de los 70.

El ‘Nifty fifty’ fue un grupo de 50 compañías de la bolsa de Nueva York que se convirtieron en las favoritas de los inversores por sus récords de crecimiento, incrementos de dividendos y alta capitalización bursátil. Eran valores como Coca-Cola, General Electric, Gillette, IBM, Johnson & Johnson, McDonald’s, PepsiCo, Philip Morris, Polaroid o Walt Disney, entre otros, marcas muy conocidas entre todos los consumidores americanos de las cuales muchas perviven en el presente. Las llegaron a llamar las compañías de una sola decisión: “comprar y nunca vender”.

Se pagaban precios “desorbitados” por ellas. Cuando el mercado americano cotizaba a un PER de en torno a 19 veces, el conjunto de estas compañías más que duplicaba este número. Entre las más disparadas, estaban Polaroid (91 veces), McDonald’s (86) o Walt Disney, (82). Estas compañías se dispararon durante la década de los 70 hasta la llegada del crash del mercado en el 74. A partir de ahí, todo cambió.

Como recuerda en su última carta trimestral a inversores Bestinver, estas empresas empezaron a caer en picado y el 90% de ellas tuvo retornos negativos en los nueve años siguientes. De media, el retorno fue del -46%. “Como nos decía Howard Marks en una de sus cartas, lo que hoy es una buena compañía, no significa que mañana lo vaya a seguir siendo, y mucho menos que sea una buena inversión”, señala Beltrán de la Lastra, director general de Inversiones.

SEGUNDO AVISO

El gestor saca como conclusión para los inversores en valor (o value) que invertir hoy en determinadas compañías de gran calidad, pero con precios muy elevados, “puede ser tan poco atractivo como invertir en bonos del gobierno alemán con rentabilidades negativas”. “Ambas inversiones pueden funcionar en el corto plazo, pero no parecen ser la opción más sensata para el inversor en valor, que por definición, es un inversor a largo plazo”, recuerda.

Curiosamente, en mayo de 2018, el equipo de Análisis de Self Bank publicó un artículo en su blog corporativo asemejando la situación bursátil de aquel momento con las ‘Nifty fifty’. El segundo semestre del año pasado y, en concreto, el cuarto trimestre supusieron un duro golpe para los inversores, que cerraron el peor año para los mercados desde la quiebra de Lehman Brothers. ¿Se tomarán en serio los inversores este segundo aviso?

Noticias Relacionadas