• La institución monetaria confirma el escenario monetario planteado en diciembre
janet-yellen
La presidenta de la Fed, Janet Yellen.

La Reserva Federal ha decidido subir los tipos de interés 25 puntos básicos hasta el rango del 0,75%-1%, tal y como esperaba el mercado. Esta decisión ha sido aprobada con diez votos a favor y sólo uno en contra, el de Neel Kashkari, presidente de la Fed de Minneapolis. A diferencia del encuentro del pasado mes de diciembre, cuando la subida de tipos se hizo por unanimidad. Lo más importante de la cita de este miércoles es que la Fed ha apuntado a dos subidas más en este 2017.

New York Stock Exchange, NYSE, markets, Wall Street. Photo: Herval

Wall Street cierra en positivo después de la subida de tipos

Wall Street ha cerrado en positivo con ganancias de en torno al 0,8% después de la decisión de la Reserva Federal (Fed) de subir los tipos hasta el rango del 0,75%-1%. Los tres principales índices han abierto la sesión con moderadas subidas, pero han aumentado sus ganancias después de la decisión de la Fed y de las palabras de su presidenta, Janet Yellen, (Dow Jones: +0,54%%; S&P 500: +0,84%; Nasdaq: +0,74%). Lea aquí la noticia completa.

Deutsche Bank apuesta por subidas de tipos en junio y en septiembre

Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank España, ha señalado que la Fed ha cumplido con lo previsto, aunque matiza que lo más importante está en las previsiones y al anticipo de dos subidas más en 2017. "A nuestro juicio dichas subidas se producirán en junio y en septiembre. En diciembre, no habría subida pero sí el anuncio del cambio en la política de gestión de vencimientos de su cartera de deuda", apunta Duce.

Así, añade que actualmente la Fed está reinvirtiendo estos vencimientos, pero probablemente "dejara de hacerlo a partir de enero de 2018, momento en el que esperamos las medidas de impulso al crecimiento a desarrollar por el presidente Trump muestren ya un pleno impacto sobre la actividad económica, que crecería aún más en 2018".

Según Duce, las subidas de tipos y el cambio en la gestión de su cartera de deuda tendrán un impacto negativo sobre los bonos de EEUU, y por contagio, del resto del mundo. A diciembre de 2017 los tipos a 10 años en EEUU podrían situarse claramente por encima del 3%, "con riesgos más al alza que a la baja si, como esperamos, las actuales presiones inflacionistas en algunos puntos (medicamentos, vivienda o incluso salarios) se extienden al resto de la economía". 

cbyellen112

Más allá de los tipos: Yellen aún no se atreve a adelgazar el balance de la Fed

Subir los tipos de interés es una cosa. Pero reducir el balance es otra... muy distinta. Tanto, que del acierto a la hora de decidir cuándo empezar a hacerlo y a qué velocidad dependerá en gran medida la salida real de la crisis. Por eso, el gran banco central, la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, aún se cuida muy mucho de dar un paso en falso en este terreno. El ajuste todavía puede esperar. Lea aquí la noticia completa. 

 

Wall Street y el euro aumentan las ganancias tras las palabras de Yellen

Los tres principales índices de Wall Street están cotizando con subidas cercanas al 1% después de la rueda de prensa de la prensa de la presidenta de la Fed, Janet Yellen (Dow Jones: +0,52%; S&P 500: +0,8%; Nasdaq: +0,79%). A pesar de que los inversores ya descontaban la subida de tipos, están celebrando la decisión y las palabras de Yellen. 

También está celebrando esta decisión el euro, que está prolongando su escalada contra el dólar y sube casi un 1% hasta el 1,0705 'billetes verdes'

La 'dieta' del balance puede esperar

En la rueda de prensa, Yellen ha reconocido que los miembros de la Fed han discutido "un número de cuestiones" acerca de la reducción del balance de la Fed, anclado todavía en los 4,5 billones de dólares, pero sin que se han adoptado decisiones concretas. Consciente de que este paso puede ser crucial y de que, en el fondo, la Fed aún mantiene sus dudas sobre la recuperación, la entidad está tentando el terreno. En cualquier caso, Yellen ha reconocido que la reducción del balance será "gradual y predecible"

La política sigue siendo acomodaticia

Lógicamente, como el "gradual" de 2017 es distinto al de 2015 y 2016, puesto que este año se traducirá en una subida de los tipos más rápida, Yellen ha sido preguntada por esta cuestión. Y ha respondido que define la normalización monetaria como "gradual" porque, pese a las últimas subidas de los tipos, la política monetaria sigue siendo "acomodaticia"

Cuatro subidas en 2018

El diagrama de 'puntos' ofrecido este miércoles por la Fed, en el que cada uno de esos puntos representa la visión de cada uno de los miembros de la Fed con respecto al nivel al que creen que estarán los tipos al final de cada año, ofrece más información para el futuro. A los tres incrementos previstos para 2017 -incluido el ya decidido en marzo-, les seguirían cuatro más en 2018, que dejarían los tipos en el 2,25-2,5%

La versión 2.0 de una subida "gradual"

En su comunicado oficial, la Fed ha confirmado que la subida de los tipos seguirá siendo "gradual". Es decir, insiste en la estrategia que ya venía manejando. Eso sí, este gradual es distinto al de 2015 y 2016, puesto que en esos años se tradujo en una única subida en cada ejercicio, mientras que en 2017 se reflejará, en principio, en la subida ya ejecutada y los dos aumentos previstos para lo que resta de año. 

Kashkari, el disidente

La decisión de subir los tipos no ha sido unánime. El antiguo banquero de Goldman Sachs y actual presidente de la Fed de Minneapolis, Neel Kashkari, ha sido la voz disidente. Ha votado a favor de mantener los intereses en el 0,50%-0,75%. 

Wall Street acelera las subidas tras la Fed; el euro sube a 1,07 dólares

Los principales índices de bolsa estadounidenses prolongan las ganancias después de que la Reserva Federal haya elevado las tasas de interés como estaba previsto. El S&P 500 sube un 0.6%, hasta 2.378 puntos, mientras que el Nasdaq Composite se eleva un 0,6%, hasta 5.881 puntos, y el Dow Jones se anota un 0,48%, hasta los 20.903 puntos. El euro acelera también su escalada ante el dólar y toca los 1,07 dólares.

La Fed señala otras dos subidas de tipos de interés en 2017

Como se esperaba, la Fed ha elevado la tasa oficial del dinerpo en un cuarto de punto a un rango de 0,75% a 1%, y dice que sigue esperando aumentos de tasas graduales en los próximos años hasta que los tipos alcancen el 3%. El banco central señala otros dos movimientos al alza en lo que queda de 2017. La Fed dijo que "el mercado de trabajo ha seguido fortaleciéndose y que la actividad económica ha seguido expandiéndose a un ritmo moderado" y que la inflación está "cerca" del objetivo del 2% de la Fed, dijo el Comité Federal de Mercado Abierto en su comunicado.

La Fed sube los tipos en un cuarto de punto al 0,75%-1%

El banco central de EEUU ha elevado los tipos hasta el 0,75%-1%, un cuarto de punto más. "En vista de las condiciones de mercado de trabajo y la inflación, el Comité decidió elevar el tipo oficial a un rango del 0,75 al 1 por ciento. La orientación de la política monetaria sigue siendo acomodaticia, apoyando así un cierto refuerzo adicional en las condiciones del mercado de trabajo y un retorno sostenido a una inflación del 2 por ciento", explica la Fed en su comunicado.

Un crecimiento moderado

El mercado, por supuesto, también buscará pistas en el diagnóstico económico que la Fed formule. En enero, definió como "moderado" el crecimiento económico y destacó que la creación de empleo "había seguido fortaleciéndose". 

Un balance aún lustroso

Aunque el mercado tendrá que calcular hasta qué punto las actuales -y, sobre todo, las futuras- subidas de los tipos afectan al precio de los distintos activos, por ahora se siente cómodo porque, adicionalmente, la Fed sigue manteniendo un balance lo suficientemente grande como para ejercer de red de seguridad para la abundante liquidez existente en el sistema. Probablamente, los nervios de verdad vendrán cuando, además de subir los tipos, anuncie el inicio de la reducción de su balance. Por ahora, se mantiene en los 4,5 billones de dólares. Antes de la crisis, se limitaba a 0,87 billones. 

El euro espera en los 1,06 dólares

El pulso entre el euro y el dólar permanece en unos niveles semejantes a los que se movía a finales de 2016. La 'moneda única' terminó el año en los 1,054 dólares y ahora se cambia a 1,064 dólares. ¿Por qué no cae si la Fed va a subir más los tipos? Porque eso, de algún modo, ya está descontado en el cambio actual. La Fed dará más argumentos alcistas al 'billete verde' si sorprende al mercado con más prisas de las esperadas -si, por ejemplo, anticipa hasta cuatro subidas de los tipos en 2017-. Además, es que el euro también tiene mucho que decir. Sobre todo si, como empieza a barruntar el mercado, el Banco Central Europeo sorprende a la hora de ir moderando el programa de compra de activos o subiendo los tipos de interés de la facilidad de depósito. 

La fiesta de Wall Street también pesa

La Fed tampoco es ajena al festival alcista que se está viviendo en la bolsa estadounidense, donde los índices siguen triturando todos los registros. El Dow Jones ha llegado a superar incluso los 21.000 puntos, casi sin tiempo para detenerse tras franquear la barrera de los 20.000 a finales de enero, mientras que en el caso del S&P500 ha llegado a rebasar los 2.400 puntos. Aunque la postura oficial de la Fed es que no hay una burbuja en la bolsa estadounidense, estos niveles, así como la velocidad a la que han venido subiendo las cotizaciones, genera inquietud en el banco central. Temen que la parsimonia con la que está subiendo los tipos esté inflando nuevos excesos, tal como ocurrió antes de 2007, de ahí que la subida también persiga frenar, o cuando menos atemperar, la fiesta de Wall Street.

El tercer ciclo expansivo más largo

En marzo, Estados Unidos firmará 93 meses consecutivos de crecimiento. Certificará así el que por el momento supone el tercer ciclo expansivo más largo desde mediados del siglo XIX, según los datos que recopila la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, por sus siglas en inglés). El reto para la Fed reside en descifrar cuánta descarga de normalización monetaria soportará la economía sin precipitar una recesión.

Trump ya manda

La subida de los tipos en marzo constituye un cambio evidente con respecto a la estrategia que la Fed venía siguiendo. Y la impresión es que este cambio responde a la irrupción que supone la llegada de Trump a la Casa Blanca y a las expectativas de inflación y crecimiento que ha traído consigo.

La clave absoluta está en los 'puntos'

Sin duda, se están convirtiendo en las estrellas de las reuniones de política monetaria de la Fed en los últimos tiempos. Son los 'puntos' mediante los que la Fed dibuja el escenario que puede esperar a los tipos de interés en los próximos meses. Cada 'punto' corresponde a un representante de la Fed, con lo que la suma de cada uno de ellos ofrece una imagen nítida de las intenciones futuras de la entidad. En diciembre, únicamente 5 de los 17 miembros de la institución situaban los tipos por encima del 1,5% a finales de 2017, en tanto que 6 los ubicaban en el 1,25-1,50%, 4 en el 1-1,25% y 2 en el 0,75-1%. La media, por tanto, anticipaba tres repuntes en 2017, desde el actual 0,50%-0,75%. El primero de ellos se producirá este miércoles. La incógnita reside en identificar si los miembros de la Fed siguen creyendo que tras este movimiento habrá espacio para dos más -junio o julio y diciembre- o si, por el contrario, manifiestan mayores prisas y entienden que hay hueco incluso para tres subidas adicionales en lo que queda de 2017 -junio, septiembre y diciembre-.

Actualizando las previsiones

La Fed aprovechará esta cita para revisar sus previsiones económicas. En diciembre, preveía un crecimiento del 2,1% para 2017, del 2% para 2018 y del 1,9% para 2019. En cuanto al paro, lo situaba en el 4,5% en 2017, en 2018 y en 2019, en tanto que la inflación iría del 1,9% en 2017 al 2% en 2018 y 2019.

contador