El MWC bate récords y asegura que el 5G ya está entre nosotros

Las redes de alta velocidad, la robótica, la conducción autónoma y los móviles plegables, estrellas del certamen

Noemí Jansana / Vídeo: Alberto Sánchez
Bolsamania | 01 mar, 2019 06:00 - Actualizado: 09:52

El Mobile World Congress (MWC) se ha celebrado en Barcelona entre el 25 y el 28 de febrero. En su decimocuarta edición, la feria de telefonía móvil más importante de Europa ha rebasado su récord de participantes hasta la fecha. Han acudido 109.000 personas, 1.000 más que en 2018, donde la afluencia fue de 108.000 y por encima también del año pasado cuando se quedó en 107.000. Se espera que el impacto económico que este certamen deja en Barcelona rebase con creces el medio millón de euros.

Durante los cuatro días en que Barcelona se convierte en la capital mundial de las nuevas tecnologías, se ha ratificado que las redes 5G son una realidad tangible, ya que operadores como Vodafone han anunciado que empezarán a dar este servicio desde 2020 en nuestro país. La teleco ha asegurado que cuenta con nodos de conexión en seis ciudades españolas: Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao y Málaga y ha exprimido el evento para reafirmarse en nuestro país ante Telefónica y Orange.

Las previsiones dadas en Barcelona or empresas como Cisco estiman que en 2022 el 5% de las conexiones móvil serán 5G, así como 4.000 millones de conexiones del Internet de las Cosas (IoT). El consejero delegado de la empresa, Chuck Robbins ha alertado a la industria que estamos en el albor de una nueva fase y ha animado a las empresas a buscar alianzas y estrategias para crecer en esta nueva era.

Además, Rakuten ha anunciado el lanzamiento antes de finales de año del primer proveedor de señal 5G en la nube, capaz de reducir la inversión en infraestructuras en un 80%. El fundador de la veterana empresa nipona, Mickey Mikitani, ha asegurado que su propuesta abarata costes y recursos humanos, ya que se basa en Internet y está listo para la nueva tecnología “desde el primer día”.

La guerra que EEUU mantiene con Huawei ha elegido el MWC como campo de batalla, con la delegación estadounidense tratando de bloquear al gigante chino como proveedor de las redes de alta velocidad en Europa. La compañía, por su parte, ha usado el altavoz que le da el evento para defenderse de las acusaciones de espionaje vertidas por la administración republicana, mientras los gobiernos de la Unión Europea (UE) se debaten entre prescindir del proveedor asiático o enfadar a su socio norteamericano.

Además, siguiendo con la nueva generación de telefonía móvil, los asistentes han podido ver en directo la primera operación teledirigida usando el 5G. Una intervención de colon en el Hospital Clínic de Barcelona.

La feria supone también una ventana abierta al futuro en la que los coches autónomos, la robótica, los drones, la realidad virtual o la inteligencia artificial cobran protagonismo, con miles de empresas presentando sus últimos lanzamientos.

Pero si algo caracteriza al MWC es que supone el escaparate de los fabricantes de teléfonos móviles. En una edición que ha quedado un poco deslucida después de que Samsung lanzara su nueva generación de terminales, el S10 y el Samsung Fold -un modelo plegable-, una semana antes del congreso, la estrella ha sido Huawei. La compañía china ha presentado su propio móvil plegable, el segundo de pantalla flexible que se lanza al mercado, después de que la coreana se avanzara el pasado 20 de febrero en un evento en San Francisco.

Entre las marcas que más han brillado, destaca Nokia, que ha presentado un móvil con cinco cámaras, el Nokia 9 PureView. LG también ha sorprendido con el G8s ThinQ, el primer smartphone con autenticación avanzada de la palma de la mano y el LG V50 ThinQ 5G. El fabricante Nubia también ha cautivado con el primer teléfono de pulsera, en un sector en que los smartwatch siguen triunfando.

En resumen, más de 2.400 compañías han dado a conocer sus avances en una feria que, a pesar de la huelga de metro y de otros servicios del aeropuerto de Barcelona, las protestas de los Comités de Defensa de la República (CDR) durante la jornada inaugural, por la presencia del Rey Felipe VI y el boicot al monarca del Govern catalán y de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha vuelto a convertirse en un hito. Su rotundo éxito ha puesto de manifiesto, una vez más, que, en palabras del presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, “Barcelona es la mejor ciudad del mundo” para celebrar el MWC. Por el momento, el congreso se queda en la capital catalana hasta 2023.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión