nike-bat-le-consensus-mais-decoit-avec-ses-marges
111,110$
  • 1,420$
  • 1,29%

Nike se ha convertido en la protagonista de Wall Street en la jornada bursátil de este viernes al caer un 12,81% después de presentar sus resultados empresariales de su primer trimestre fiscal de 2023. Sin embargo, sus beneficios e ingresos no han sido el motivo de este desplome, sino el anuncio por parte de la compañía de su elevado inventario.

En este sentido, el inventario de Nike fue de 9.700 millones de dólares, un 44% más que en el mismo período del año anterior, impulsados por los elevados inventarios en tránsito debido a la volatilidad continua de la cadena de suministro, parcialmente compensados por la fuerte demanda de los consumidores durante el trimestre.

"A medida que los tiempos de entrega y la demanda de los consumidores aumentaron este año, los minoristas respondieron ordenando el inventario antes de lo habitual. Cuando el tiempo de envío en tránsito comenzó a mejorar rápidamente, los inventarios aumentaron", ha afirmado el director financiero de Nike, Matthew Friend.

Desde Nike han destacado que la incertidumbre económica a la que se enfrentan los consumidores ha llevado al mercado a acelerar las promociones y ofertas, principalmente en las marcas de ropa.

"Como resultado, nos enfrentamos a un nuevo grado de complejidad", ha dicho Friend, al tiempo que ha agregado que Nike buscará liquidar el inventario para bolsillos específicos de "productos estacionalmente tardíos", especialmente ropa.

Por ello, desde la marca deportiva han decidido "tomar ese inventario y liquidarlo de manera más agresiva para que podamos poner el inventario más nuevo y mejor frente al consumidor en las ubicaciones correctas".

En su informe de ganancias, la marca deportiva ha registrado un beneficio neto de 1.468 millones de dólares, lo que supone un 22% menos que los 1.874 millones de dólares obtenidos en el mismo periodo del año anterior.

Esto se traduce en un beneficio por acción de 0,93 centavos, frente a los 1,16 dólares del primer trimestre fiscal de 2022, un 20% menos.

En el caso de los ingresos, crecieron un 4% hasta los 12.687 millones de dólares, superando las estimaciones del consenso, que anticipaban 12.270 millones de dólares.

Las ventas directas de Nike fueron de 5.100 millones de dólares, un 8% más, y las ventas digitales crecieron un 16%. Las ventas totales en China se redujeron un 16% a alrededor de 1.700 millones de dólares, en comparación con los casi 2.000 millones un año antes. La compañía ha enfrentado interrupciones en su negocio en la región, donde los bloqueos de Covid han afectado a su negocio.

Mientras tanto, las ventas totales en América del Norte, el mercado más grande de Nike, aumentaron un 13%, hasta 5.500 millones de dólares en el primer trimestre fiscal, en comparación con aproximadamente lo 4.900 millones en el mismo período del año pasado.

"Nuestro fuerte comienzo del año fiscal 23 destaca la profundidad y amplitud de la cartera global de Nike, mientras continuamos gestionando la volatilidad", ha señalado John Donahoe, presidente y director ejecutivo de Nike. "Nuestras ventajas competitivas, incluida la fortaleza de nuestra marca, las conexiones con los consumidores y la cartera de productos innovadores continúan demostrando que nuestra estrategia está funcionando. Esperamos que nuestro enfoque incesante en brindar un mejor servicio al consumidor continúe impulsando el crecimiento y creando valor como solo Nike puede hacerlo".

Noticias relacionadas

contador