7.964,90
  • 67,60
  • 0,86%

Algunos analistas anticipaban ya en noviembre que diciembre no va a ser un mes como el pasado, de fortísimas subidas. Frente a esto, auguraban un mes de consolidación de niveles y de movimientos mucho más moderados. De momento, la primera semana confirma esta impresión. En las últimas cinco jornadas el Ibex ha avanzado un 1,6%. Las subidas han sido impulsadas por el avance de este viernes (1,49%) apoyado en Repsol, los bancos o IAG. Ha terminado la semana por encima de los 8.300 (8.322 puntos).

"El aspecto técnico del índice español sigue siendo bueno y todo parece indicarnos que podríamos acabar viendo una extensión de las subidas hasta el nivel de los 8.375 puntos, máximos del hueco bajista que se dejara en el mes de marzo. El primer nivel de soporte se encuentra en los 7.835 puntos", explican los expertos de Bolsamanía.

Las vacunas siguen en el punto de mira, especialmente después de que Pfizer haya anunciado que recorta a la mitad la distribución de dosis de vacuna prevista para este año. Esta farmacéutica iba a repartir antes de que acabara 2020 unas 100 millones de dosis de la vacuna contra el Covid-19.

La referencia más importante de esta sesión ha sido el informe de empleo de noviembre en Estados Unidos. El país ha creado 2450.000 empleos en noviembre, frente a los 440.000 anticipados por el consenso de expertos. La tasa de desempleo del país cae al 6,7% desde el 6,9% anterior y respecto al 6,8% estimado.

Los inversores miran ya a la próxima semana, en la que las citas más relevantes se concentran entre el jueves y el viernes. El jueves habrá reunión del Banco Central Europeo (BCE), mientras que ese día y el viernes se celebra la cumbre de la Unión Europeo (UE), clave para saber qué va a pasar con el presupuesto europeo en medio del bloqueo de Hungría y Polonia y sobre todo, clave para saber si se va a llegar a un acuerdo sobre el Brexit antes de que cumpla el plazo a finales de año.

Por otro lado, el petróleo es protagonista este viernes tras el acuerdo de la OPEP+. Es un acuerdo que convence a las dos partes enfrentadas, la que quería mantener el recorte de producción durante el próximo trimestre en 7,7 millones, y la que quería aumentarla. Al final, en lugar de reducir el recorte de producción hasta los 5,8 millones de euros, tal y como habían acordado previamente los grandes productores, esta reducción del bombeo será de 7,2 millones de barriles diarios. Esto se traduce en que la producción no se elevará en 1,9 millones de barriles por día, sino únicamente en 500.000. El barril Brent cotiza a estas horas rozando los 50 dólares, con alzas del 2%.

Noticias relacionadas

contador