petroleo-pozo
89,960$
  • 1,760$
  • 2,00%

El petróleo se ha recuperado del varapalo que supuso Ómicron para los mercados y ya cotiza en niveles de noviembre de 2021. Todo ello tras los últimos datos de existencias petroleras en Estados Unidos y la declaración de Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, en el Senado de EEUU.

En estos momentos, el barril de Brent está cerca de los 85 dólares, mientras que el West Texas Intermediate se sitúa en el entorno de los 83 dólares.

Esto sucede el día después de que el Instituto Americano del Petróleo (API, por sus siglas en inglés) publicara sus datos sobre las existencias de petróleo en EEUU. Los inventarios cayeron en 1,1 millones de barriles, mientras que el consenso del mercado esperaba que alcanzara los 1,9 millones. Esto muestra una demanda algo más débil en la última semana.

Aún así, el mercado parece que sigue confiando en el informe de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) de diciembre en el que hablaban de que el 'oro negro' no se iba a ver salpicado por Ómicron, al contrario de lo que estimaban desde la Agencia Internacional de Energía.

"El petróleo subió con fuerza, probablemente animado por la paradójica afirmación de Jerome Powell de que la Reserva Federal sólo puede afectar a la demanda pero, al mismo tiempo, no pesará en la economía mientras normaliza la política", dicen desde RaboBank.

Este martes también fue el día en el que el banquero central americano habló en el Comité Bancario del Senado sobre la situación de la economía y la política a llevar a cabo por el organismo que preside. Powell indicó que si la alta inflación persiste, subirá los tipos de interés.

La cotización del crudo ha recuperado los niveles anteriores a Ómicron. Antes de la aparición de la nueva variante del coronavirus, el Brent cotizaba en los 82,25 dólares aproximadamente, perdiendo la barrera de los 80 dólares tras el 29 de noviembre. En estos momentos, el barril de referencia en Europa se aproxima a los 84 dólares.

"Aunque el petróleo ha sido cada vez más volátil últimamente, algunas preocupaciones sobre las capacidades de producción y la mejora de la situación de la pandemia están añadiendo presión", comentan desde XTB.

"El repunte del petróleo también depende del apetito global por el riesgo y de las perspectivas de recuperación de la demanda. Si el Ómicron sigue haciendo mella en la actividad económica, los alcistas del petróleo podrían tener dificultades para continuar con el rally real del crudo", opina Ipek Ozkardeskaya, analista senior de Swissquote.

Noticias relacionadas

contador