zone euro la croissance du pib revue a 0 6 au premier trimestre
1,0040$
  • -0,0050$
  • -0,50%

El euro se ha desplomado a mínimos de dos décadas este martes, tras la lectura de los PMIs de la zona euro que apuntan a un freno de la actividad económica en el mes de junio, ya que el crecimiento ha sido el más lento desde marzo de 2021. La moneda comunitaria se ha llegado a depreciar más de un 1,5%, presa de las ventas ante el dólar, hasta cambiarse de manos en 1,02352 dólares, niveles de precio no vistos desde diciembre de 2002, poco después de que la divisa única superara la paridad por primera vez en su historia. Este miércoles rebota marginalmente, pero mantiene un panorama extremadamente bajista.

Los mínimos intradía de este 5 de julio han quebrado el peor cambio anterior del euro/dólar, en 1,0340 dólares, alcanzado en enero de 2017, que durante algo más de un lustro ha sido un soporte de referencia, según el análisis técnico, que marcaba la última frontera antes de la paridad entre el euro y el dólar.

"Solo la superación del por ahora muy lejano nivel de 1,0600 dólares podría cambiar la tendencia bajista del euro, que no recibe ayuda de ningún tipo", indica Adrián Aquaro, fundador de Trader College. Con la reciente caída, el euro ha perdido más del 9% de su valor frente al dólar desde principios de año.

Los expertos han alertado, con cada vez mayor contundencia, de que el ritmo de normalización de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), cuyo primer aumento de tipos no se prevé hasta el 21 de julio, y el contraste con la de la Reserva Federal de EEUU (Fed), que está combatiendo la elevada inflación a golpe de subida de tasas de interés, pueden abocar el valor de la moneda europea a la paridad. Esto, unido a la presión de los precios en la eurozona, del 8,6%, según el IPC de junio, y al frenazo de la economía, lleva al bloque comunitario a una situación crítica. "La recesión parece inevitable, aunque hay indicios de que la inflación podría haber tocado techo", comenta Neil Wilson, analista de Markets.com.

Además de la cuestión del BCE prometiendo alzas de tipos muy moderadas, la carrera desbocada de los precios, "la guerra en Ucrania, con la Eurozona como uno de los bloques más perjudicados en materia económica, y la propia embestida del dólar, que por ahora no tiene un final a la vista", según Aquaro, dejan al euro muy vulnerable a que acabe tocando el cambio 1:1 con el 'billete verde'.

De hecho, la complicada ecuación se convierte casi en irresoluble para el banco central, ya que el creciente temor a una recesión puede limitar la capacidad del banco central para endurecer la política monetaria. El índice económico Sentix de julio mostró el lunes que la moral de los inversores en la zona euro de 19 países ha caído a su nivel más bajo desde mayo de 2020, lo que apunta a una recesión "inevitable".

"El BCE se encuentra entre la espada y la pared, ya que necesita subir los tipos de interés para atajar la inflación e impulsar su moneda y, al mismo tiempo, apoyar a unas economías en dificultades que apenas se están recuperando tras dos años de problemas relacionados con la pandemia", comenta Walid Koudmani, analista jefe de XTB.

"Se espera una subida de tipos por parte del BCE en un futuro próximo, pero será esencial ver cómo reaccionan los mercados a las actas del BCE de esta semana, que se publicarán el jueves, ya que parece que la confianza general en la moneda del mercado único sigue disminuyendo", avisa.

Noticias relacionadas

contador