ep el presidente del gobierno en funciones pedro sanchez durante la reunion con representantes del

Microcréditos para ayudar a financiar la campaña de las elecciones del 10 de noviembre. Conseguir una mayor cantidad de dinero y llegar a más gente, es lo que busca el PSOE y para lo que ofrece, a cambio, un interés en este caso nada desdeñable: del 2,5%. Una rentabilidad mayor a la que ofertan hoy en día las entidades bancarias con sus productos. Los socialistas ya ofrecieron un 2% en las pasadas elecciones.

El partido de Pedro Sánchez sigue los pasos de otras formaciones como Unidas Podemos o Más País, que buscan financiarse a través de las donaciones y microcréditos de particulares para, según ellos mismos dicen, no tener que depender de los bancos. La diferencia es que estos partidos no ofrecen a cambio una remuneración como sí lo hará el PSOE, que promete que la cantidad prestada "será reembolsada en unos meses con los intereses generados hasta ese momento", aplicando una TAE del 2,5%, una vez que la formación reciba las subvenciones electorales correspondientes.

Los socialistas ya consiguieron recaudar, a través de este método, alrededor de 6,5 millones de euros entre las elecciones generales de abril y las autonómicas y municipales de mayo. Para poder suscribir con el partido un contrato de microcrédito, el prestamista ha de identificarse con nombres y apellidos a través de un formulario en la página web del PSOE, aportar su DNI escaneado y pagar la cantidad elegida, con un máximo de 10.000 euros, desde una cuenta bancaria de la que sea titular o cotitular. Esta cifra es la mayor que permite la Ley de Financiación de Partidos Políticos.

La vía de financiación para la campaña del PSOE está abierta desde este mismo lunes. Quienes se decidan a aportar la cantidad más alta, al cabo de un año se encontrarán con un reembolso de 10.250 euros brutos. Una rentabilidad que los ahorradores no consiguen, ni de lejos, metiendo actualmente su dinero en los productos que tienen los bancos españoles en su escaparate.

El sistema de financiación de particulares ha sido estudiado en una comisión creada en el Senado para investigar la financiación de los partidos políticos. Es más, el Tribunal de Cuentas, que audita las campañas de los partidos políticos, señaló tanto en 2016 como en 2017 que era necesaria una mayor regulación legal de las nuevas fórmulas de financiación a través de operaciones de endeudamiento por concesión de microcréditos. Se trata de fórmula alegal que no está prevista expresamente en la Ley de Financiación de Partidos Políticos.

Noticias relacionadas