ep el presidente de estados unidos joe biden en su primer discurso a la nacion
El presidente de Estados Unidos, Joe BidenALEX WONG
35.084,530
  • -
  • -

Wall Street (Dow Jones -0,09%; S&P 500 -1,04%; Nasdaq -2,55%) ha comenzado la semana en rojo a pesar de los nuevos máximos históricos del Dow Jones por encima de los 35.000. Los principales índices neoyorkinos se han visto arrastrados por las fortísimas caídas del Nasdaq. Los grandes valores han experimentado grandes recortes. Tesla se ha desplomado más de un 6%, Facebook lo ha hecho más de un 4%,y mientras que las caídas en Google, Apple o Netflix han rondado el 2%.

Pese a los números rojos del lunes, la renta variable americana espera la principales referencias de la semana en zona de máximos históricos para el Dow Jones, que ha superado los 35.000 puntos.

Por ejemplo, el S&P 500 acumula una subida anual hasta la fecha del 12,7%, mientras el Nasdaq se ha revalorizado menos del 7% en el mismo periodo. Una pauta que no había ocurrido en los últimos años, desde la crisis financiera de 2008 y 2009, y que indica la preferencia de los inversores por las acciones más asociadas al ciclo económico.

En la escena económica, lo más importante será el dato de Índice de Precios al Consumo (IPC) de abril en EEUU, que se publicará el miércoles. Los analistas ya anticipan un repunte interanual hasta el 3,6% por el efecto base frente al mismo mes de 2020, mientras el IPC subyacente, que excluye alimentos y energía, subirá hasta el 2,3%.

"El banco central estadounidenses tiene previsto 'dejar correr' la inflación por encima del 2% durante unos meses, sin plantearse modificar ninguno de los principales parámetros de su política monetaria", afirman los analistas de Link Securities.

"Es más", añaden, los 'malos' datos de empleo del mes de abril, servirán de 'coartada' para ello a una Fed que se ha marcado el objetivo de ayudar a la economía estadounidense a alcanzar el pleno empleo antes de comenzar a retirar estímulos. No obstante, no tenemos tan claro que los inversores vayan a ser 'tan complacientes' si la inflación supera las estimaciones de los inversores".

En relación a los datos de empleo de abril, muy por debajo de lo esperado, los analistas de Goldman Sachs consideran que esto retrasará el debate dentro de la Fed sobre la retirada de estímulos monetarios.

Sobre la subida de impuestos que impulsa la Administración Biden para las grandes empresas, el presidente se reunirá con los líderes del Congreso a mediados de semana para intentar impulsar sus planes de gasto, especialmente el dedicado a las infraestructuras.

Biden no lo tendrá fácil, ya que incluso algunos congresistas demócratas se oponen a las subidas de impuestos planteadas. En este sentido, los expertos de Bankinter afirman que el dirigente "parece dispuesto a conformarse con subir el Impuesto Sobre Sociedades desde el 21% hasta el 25%; y no al 28%, como ambicionaba (Trump lo redujo desde el 35%)". En su opinión, esto puede ser bueno para las bolsas, si se confirma.

A nivel empresarial, la temporada de resultados del primer trimestre en EEUU va llegado a su fin con un balance muy positivo. Por el momento, ha presentado más del 70% del S&P500: el 79% de las compañías ha batido las estimaciones de mercado en ingresos, mientras un 88% lo ha hecho con los beneficios.

Una de la protagonistas es la alemana BioNTech, que se dispara en el Nasdaq tras superar previsiones con sus cifras, confirmar que construirá una fábrica en Singapur y lograr un pedido de la UE de 1.800 millones de dosis de su vacuna contra el Covid, que ha desarrollado junto a Pfizer.

A nivel estratégico, los analistas de Renta 4 consideran que "el buen fondo de las bolsas se mantiene (estímulos monetarios y fiscales, recuperación de resultados), si bien no descartamos volatilidad intermedia (incertidumbres sobre pandemia, vacunación, repunte de inflación a corto plazo, excesos en ciertos segmentos -casos como Archegos, Greensill-, riesgos geopolíticos) que pueda proporcionar oportunidades de incrementar posiciones en renta variable a mejores precios".

Estos expertos señalan que "la inflación continuará repuntando en el corto plazo, pero sin presiones estructurales a medio. El mercado descuenta un IPC estadounidense de +3,6% en abril (vs +2,6% anterior), presión a la que se sumarían las subidas de las gasolinas tras el ciberataque a un oleoducto estadounidense".

En este sentido, el petróleo West Texas sube un 0,5%, hasta 65,20 dólares, mientras el euro se deprecia un 0,02% y se cambia a 1,2161 dólares. Además, la rentabilidad del bono americano a 10 años avanza hasta el 1,58% y la onza de oro repunta un 0,3%, hasta 1.837 dólares. Por último, el bitcoin sube un 1%, hasta 58.000 dólares.

Noticias relacionadas

contador