premier-cas-de-contamination-au-coronavirus-de-wuhan-depiste-aux-usa
29.398,08
  • -25,23
  • -0,09%

Wall Street ha cerrado con signo mixto después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya descartado declarar la alerta internacional por el coronavirus chino, aunque ha pedido que la comunidad global "esté preparada". Hasta el momento hay 18 muertos y 634 infectados en China. Pekín ha cancelado las celebraciones del Año Nuevo y ha puesto en cuarentena la ciudad de Wuhan, epicentro del brote.

En el capítulo de resultados, la aseguradora Travelers ha caído un 5% en el Dow Jones pese a presentar resultados mejores de lo previsto.

Otras compañías que han bajado tras publicar sus cuentas han sido Procter & Gamble, cuyos números han sido mixtos; y el conglomerado de comunicación Comcast (-3,8%).

En materia macro, las peticiones iniciales de desempleo en EEUU han subido hasta 211.000 desde 205.000, aunque se mantienen en niveles bajos y se han situado por debajo de las 215.000 anticipadas. Las peticiones continuas, por su parte, han bajado hasta 1,73 millones. Los analistas de Pantheon Macroeconomics comentan que "no hay nada de que preocuparse" porque el mercado laboral sigue mandando señales de fortaleza.

Otro de los puntos de atención ha sido la reunión del Banco Central Europeo (BCE), que ha mantenido los tipos sin cambios, tal y como se esperaba. Christine Lagarde ha comentado que "la firma del acuerdo China-EEUU ha reducido la incertidumbre" y que "los riesgos siguen lastrando el crecimiento, pero vemos que son menos pronunciados", por lo que ha anticipado una "estabilización de la economía".

EL AVISO DE JAMIE DIMON DESDE DAVOS

Desde el Foro Económico Mundial de Davos, Jamie Dimon, presidente y consejero delegado de JPMorgan Chase, ha comentado que la burbuja financiera actual no está en los mercados de acciones ni en el bitcoin. "Está en la deuda soberana".

"En este momento, la gente piensa que los bancos centrales de todo el mundo pueden hacer lo que quieran. Pero no pueden. Son inteligentes, observan todos los hechos y tratan de averiguar qué hacer. Pero la inflación puede ser la gran sorpresa negativa".

Si la inflación se dispara inesperadamente, podría obligar a estas entidades a subir las tasas de interés para ayudar a enfriar la economía. Pero eso también provocaría un repunte en los rendimientos de los bonos y crearía problemas a los gobiernos para hacer frente al coste de su deuda.

"Creo que es muy difícil para los bancos centrales maquillar siempre las malas políticas (de los gobiernos). Y eso los pone en una trampa ¿Conoces a alguien que haya comprado un bono a un tipo de interés negativo? Nunca compraría un bono con rendimiento negativo. No, a menos que fuera forzado. En la historia, cada vez que ves algo así, no necesariamente termina bien", ha explicado en una entrevista con CNBC.

NUEVO RECORTE DE IMPUESTOS

Por su parte, el secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, se ha dirigido a Greta Thunberg para espetarle que "podrá decirnos qué hacer después de estudiar economía". No obstante, Mnuchin ha comentado algo mucho más importante al anticipar que está trabajando en un "recorte de impuestos para las clases medias".

"El presidente nos ha pedido que comencemos a trabajar en lo que llamamos 'impuestos 2.0', y eso será una reducción adicional de impuestos. Serán recortes de impuestos para la clase media, y también analizaremos otros incentivos para estimular el crecimiento económico", ha señalado, pese a reconocer que el déficit público de EEUU se encuentra "en una senda insostenible".

En otros mercados, el petróleo West Texas cae un 2%, hasta 55,60 dólares, mientras la onza de oro sube un 0,3%, hasta 1.562 dólares. El crudo descuenta que la crisis del coronavirus reducirá la demanda mundial a corto plazo. Por su parte, el euro se deprecia un 0,32%, hasta mínimos anuales, y se cambia a 1,1055 dólares. Por último, la rentabilidad del bono americano a 10 años cae hasta el 1,74% y la del bono a 2 años baja al 1,50%.

Noticias relacionadas

contador