jerome-powell-presidente-reserva-federal
Jerome Powell, presidente de la FedREUTERS/Sarah Silbiger
35.084,530
  • -
  • -

Wall Street ha registrado una jornada con signo mixto (Dow Jones: -0,62%; S&P 500: -0,04%; Nasdaq: +0,87%) tras el cierre bajista del miércoles, con el Nasdaq 100 superando su anterior máximo histórico, llegando a los 4,257,16 puntos, y el Dow Jones dejándose más de 209,96 puntos. Las caídas del mercado las han liderado aquellos valores más vinculados a las materias primas, debido al sufrimiento en los precios de las 'commodities' y las decisiones de la Reserva Federal.

El oro se coloca a la cabeza de los recortes de estos activos este jueves, que corrigen meses de ganancias tras el giro en la política monetaria de la Reserva Federal (Fed). El metal amarillo se deja un 5%, su mayor caída intradía del año, y toca mínimos de siete semanas por debajo de 1.800 dólares la onza.

El descenso ha sido generalizado, ya que los precios de los futuros del paladio y el platino se han desplomado más de un 11% y un 7%, respectivamente, junto con descensos de más del 5% en los futuros del maíz y del 4% en los contratos vinculados al cobre. Los precios del petróleo (Brent y West Texas) también han bajado más de un 2%.

La Fed anunció en su reunión de este miércoles tanto la subida de los tipos antes de lo esperado como el debate sobre la retirada de estímulos para contener la inflación. Su presidente, Jerome Powell, sembró muchas dudas en el mercado al comentar que la subida "transitoria" de los precios en EEUU puede ser más persistente de lo que inicialmente había estimado el banco central.

Como contó Bolsamanía este miércoles en directo, Powell reconoció que "sí, hay riesgos de que la inflación sea mayor de lo que esperamos". Además, añadió que "hay mucha incertidumbre sobre el timing de los efectos transitorios sobre los precios y no descartamos que puedan ser más duraderos de lo previsto. Si vemos que ocurre esto, usaremos las herramientas que tenemos para controlar los precios, aunque este no es nuestro escenario central".

Además, los miembros de la Fed que deciden sobre la política monetaria introdujeron cambios importantes en sus previsiones sobre la evolución de los tipos de interés. Hasta 13 miembros del organismo anticipan ahora al menos dos subidas de tipos en 2023, frente a la estimación de marzo, cuando sólo 7 miembros del banco central anticipaban al menos dos subidas.

A nivel macro, la Fed elevó de manera importante su previsión de inflación PCE para 2021, al aumentar su estimación hasta el 3,4% desde el 2,4% para el PCE general; y hasta el 3% desde el 2,2% para el PCE subyacente.

Estas nuevas previsiones, que también incluyen un mayor crecimiento económico esperado en 2021 del 7%, frente al 6,5% anticipado en marzo, no gustaron al mercado. La rentabilidad del bono americano a 10 años repuntó con fuerza y ahora se mantiene en el 1,57%.

Para los expertos de Berenberg, el organismo "estableció claramente las bases para la normalización eventual de su política monetaria, sobre todo al adelantar el calendario de las subidas proyectadas de las tasas de los tipos, en consonancia con sus pronósticos económicos y de inflación revisados al alza".

En su opinión, Powell "adoptó un tono más moderado de lo que implican los cambios en los pronósticos económicos y de inflación de la Fed y las proyecciones de los tipos, aparentemente en un esfuerzo por calmar a los mercados financieros".

Para estos analistas, "parte del aumento de la inflación es temporal, pero suben los riesgos de que las presiones inflacionarias subyacentes estén aumentando", tal y como reconoció el propio Powell.

Para Anna Stupnytska, economista global de Fidelity Internationa, "la credibilidad de la política" de la Fed "sigue siendo el principal riesgo macro en el actual entorno favorable al riesgo".

Por otro lado, Janet Yellen, secretaria del Tesoro de Estados Unidos, ha defendido ante la Cámara de Representantes que su economía necesita implementar "una política fiscal ambiciosa". Y ha puntualizado que la pandemia no es el único problema económico de EEUU, ya que "mucho antes de que un solo estadounidense se infectara de Covid-19".

Asimismo, el índice manufacturero de la Fed de Philadelphia de junio ha bajado ligeramente hasta 30,7, en línea con los pronósticos; y las peticiones semanales de subsidio de desempleo han subido de manera inesperada por encima de 400.000, máximos del último mes.

EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

A nivel empresarial, brutal castigo en bolsa para la empresa farmacéutica alemana CureVac, que se ha desplomado por encima del 38,99% tras comunicar que su candidato a vacuna CVnCoV contra el coronavirus ha logrado una eficacia del 47% en el análisis provisional, lo que significa que incumple los criterios estadísticos especificados para su éxito.

Además, Microsoft ha nombrado a Satya Nadella, ejecutivo de la compañía desde 2014, como presidente del consejo. Nadella fue, anteriormente, director de la división corporativa y del negocio 'en la nube' de la multinacional, sucediendo así a Steve Ballmer. Este nombramiento se ha traducido en subidas del 1,37% en el Nasdaq.

En otros mercados, el petróleo West Texas cae un 1,41%, hasta los 71,13 dólares. El euro se deprecia un 0,77% y se cambia a 1,1902 dólares en una jornada en la que ha llegado a bajar la barrera de los 1,19 dólares.

Noticias relacionadas

contador