trader-a-la-bourse-de-new-york-new-york-stock-exchange-wall-street

Wall Street se vuelve a agarrar al optimismo en tiempos difíciles. Los principales índices estadounidenses cotizan con subidas tras cerrar la sesión del viernes con caídas superiores al 2%. La pandemia ha dejado ya más de 500.000 personas en todo el mundo, pero los inversores quieren seguir viendo el vaso medio lleno.

  • 25.706,09
  • -1,39%

Ayuda mucho lo último de Gilead. La farmacéutica ya ha puesto precio a su fármaco contra el virus y lo celebra en el parqué.

En el frente empresarial Boeing vuelve a ser noticia. La fabricante estadounidense sube un 3% ante la vuelta a la fabricación de su polémico 737 Max, protagonista de varios trágicos accidentes.

Los valores más expuestos a la crisis, como hoteleras y aerolíneas, vuelven también al verde. Especialmente llamativo es el caso de Southwest Airlines, que avanza tras ganarse la confianza de Goldman Sachs, que eleva su recomendación desde 'mantener' a 'comprar'.

"El argumento bajista para el mercado actual es que no ha tenido lugar un gran fortalecimiento durante este periodo de consolidación", apuntan los expertos de Tharsher Analytics. "Esto es algo desalentador puesto que muchas acciones han ido perdiendo fuelle conforme sus índices", apostillan.

Otros analistas se preguntan ya si es momento de recoger beneficios tras el rally bursátil experimentado desde sus mínimos registrados en marzo, en pleno auge del coronavirus. En todo caso, la debilidad se apodera también del Ibex y el resto de Europa, que suben pero sin demasiada confianza. Asia está igual. Sus bolsas han cerrado en rojo lastradas por el Nikkei japonés, que se ha dejado más de un 2%.

Noticias relacionadas