¿Y si el susto de las bolsas de la semana pasada fue una señal alcista?

Hay argumentos técnicos para pensar en el inicio de una subida relevante

Eduardo Segovia
Bolsamania | 25 ago, 2019 06:00 - Actualizado: 09:30
trader-wall-street-observando-preocupacion

La brusca caída de las bolsas mundiales en las últimas semanas en medio de un montón de noticias negativas hizo que muchos analistas recomendaran salirse del mercado a la espera de que se aclare el panorama. La pérdida de algunos soportes importantes alimentó estas recomendaciones. Pero, ¿y si la caída fue una señal alcista en vez de bajista? Hay argumentos técnicos para sostenerlo y, si es cierto, podría ser un buen momento para comprar.

Así lo asegura Simon Maierhofer, analista norteamericano que edita Profit Radar Report. Su análisis se refiere a Wall Street y parte de la base de que hemos visto en las últimas semanas unas ventas de pánico, aunque no lo parezca, y estas suelen anticipar los suelos de mercado. El 14 de agosto, el 84% de los valores de la Bolsa de Nueva York (NYSE) bajaron; y el día 5, ese porcentaje había alcanzado el 90%.

Estos fenómenos suelen identificarse como "tirar la toalla" (capitulación bajista en la jerga): los inversores minoristas se ponen muy nerviosos y lo venden todo a cualquier precio. Y ese suele ser el mejor momento para vender. Así lo indican los precedentes, puesto que las últimas veces que se produjeron dos días tan seguidos con un porcentaje tan alto de valores bajistas, el mercado hizo suelo.

Así, la última vez que hubo dos días con caídas para casi el 90% de los valores del NYSE dentro un período de 10 días fue el 2 y el 5 de febrero de 2018. Y ese fue el mínimo del año pasado. Anteriormente, había producido este fenómeno el 24 de agosto y el 28 de septiembre de 2015, y esos días formaron un doble suelo. "No es lo que quieres ver si estás bajista en el mercado", según Maierhofer.

La estadística nos dice que, siempre que hay uno o dos días con caídas para el 90% de las empresas, después viene un rebote. Ahora bien, a veces ese rebote da paso a una prueba de los mínimos que alcanzó el índice cuando se produjeron las ventas de pánico (la semana pasada): así fue en octubre de 2015, febrero de 2016 y abril de 2018. Posteriormente, el mercado suele retomar las alzas, pero no siempre: en diciembre de 2018 estos mínimos fueron perforados y la caída fue mucho mayor (el 'crash' de Navidad).

FALTA LA CONFIRMACIÓN

Para confirmar el suelo, un buen indicador es que después se produzcan sesiones de signo opuesto, de euforia, en las que suban el 90% de los valores. Siempre que se dan varios de estos días en períodos cortos, el mercado sube a medio plazo. Esta vez todavía no se ha dado esa circunstancia, por lo que aún no tenemos una señal de 'all clear' para los alcistas.

Entonces., ¿qué hacer? Maierhofer concluye que hay una probabilidad de entre el 40% y el 60% de que el S&P 500 recaiga a la zona de 2.700, que sería "un lugar mucho mejor para un rebote sostenible". Ahora bien, si el índice supera los 2.985, las probabilidades alcistas se incrementarían muchísimo sin necesidad de volver a los mínimos.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión