¿Qué hizo este sindicalista para que la Fed le embargue los palos de golf?

Gary Jones ha pasado del absoluto anonimato a ser una de las personalidades del momento

Sergio García
Bolsamania | 22 sep, 2019 06:00 - Actualizado: 09:06
golfju
Golfista.

GENERAL MOTORS

36,650

00:40 16/10/19
1,08%
0,39

30.000 dólares en efectivo y unos palos de golf. Es el botín que se llevó la Fed en una redada a la residencia de Gary Jones en Detroit. Pero, ¿quién es este hombre? Es el sindicalista tras la primera huelga en 12 años de los trabajadores de General Motors en EEUU.

"Estoy aquí para pelear por vosotros", rugió Jones ante la multitud en su primer discurso como presidente del UAW (United Auto Workers), el mayor sindicato de coches en suelo estadounidense.

Ahora, es juzgado por corrupción y afronta cargos federales acusado de usar dinero de la organización para hospedarse en hoteles de lujo. Ah, y comprar puros. Y jugar al golf, claro. De ahí los palos. "Somos la voz del americano de a pie, los defensores de la clase media". Esa es otra de las afirmaciones por las que Jones pasará a la historia.

Son solo unas manzanas podridas. Unas pocas. Así defendía Jones a la que institución que representaba ante la prensa. "Se trata solo de unos cuantos individuos, no de toda la organización", aseguraba. El tema de la banda sonora de Rocky resonaba el día que juraba el cargo. Se presentó ante el mundo como el campeón del pueblo. Y ahora ha dejado a los trabajadores con el culo al aire en la negociación con General Motors.

¿Qué piden los empleados al coloso del automóvil estadounidense? Que la compañía no cierre dos plantas de producción ubicadas en Ohio y Michigan. Y más salario. Y beneficios laborales, entre los que destaca la cobertura médica. "Defendemos la posibilidad de tener un seguro médico de calidad que podamos pagar", sostienen los trabajadores.

46.000 de ellos dejaron de trabajar desde el pasado domingo. La maquinaria dejó de aullar. Y el silencio se inmoló en señal de protesta. "¿Gary, quién?". Esa fue la pregunta que recorrió el auditorio cuando Dennis Williams anunció a Jones como su sucesor. Y ahora todos le conocen. "Si preguntas a cualquiera en mi planta, se empezarán a reír y te dirán que es un ladrón", asegura Brian Pannebecker, conductor de la Ford, en declaraciones a 'Bloomberg'.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión