bolsillo bitcoin portada
Bitcoin

La misma noticia que llenó titulares y ocupó la mente de los actores del mercado de las criptodivisas hace poco más de 10 días, se repite en estos primeros compases de septiembre, cuando el bitcoin ha casi rebasado el hito del 23 de agosto, por encima de 50.000 dólares, disparando todas las especulaciones sobre cuándo se reconquistarán los máximos de todos los tiempos de mediados de abril, en 65.000 dólares. Pero los registros históricos entrañan malas noticias para los alcistas, ya que, si hacemos caso a los gráficos, el noveno mes del año se le suele atragantar a la reina de las 'criptos'.

Cuando agosto ya declinaba, la creación de Satoshi Nakamoto marcó un máximo no visto desde mediados de mayo casi en 50.500 dólares y los optimistas se apresuraron a señalar que su aspecto técnico indicaba que había 'pista libre' hasta los 60.000 dólares y, de ahí, el asalto al récord era un mero 'paseillo'.

Pero la acción del precio no confirmó lo que aventuraban los analistas. La moneda regresó al soporte de los 47.000 dólares, donde se ha mantenido consolidando todas estas jornadas, para volver a aprovechar la ocasión que le permitiera retomar la barrera psicológica de los 50.000. Pero en nada han cambiado las condiciones técnicas y el objetivo real, donde los alcistas se la juegan, siguen siendo los 51.000 dólares, precio que debe superar para que el 'rally' tenga mayor recorrido.

La moneda digital está presionando para superar este nivel y volver a un territorio que no se veía desde mediados de mayo. "Justo cuando parecía que se preparaba para una corrección, el bitcoin hizo lo que mejor sabe hacer, todo lo contrario. Sin duda, nos mantiene en vilo", comenta Craig Erlam, analista de Oanda.

Sin embargo, "todavía no ha superado los 51.000 dólares, por lo que puede ser un poco pronto para emocionarse", indica. Pero ciertamente "parece mucho más prometedor que hace un par de días". Con todo, el experto cree que todavía no hay un gran impulso, "pero eso puede cambiar", especialmente "si rebasa los 51.000 dólares y despega. Podría ser un fin de semana muy interesante".

Pero si hacemos caso a la historia, los registros de septiembre indican que ha sido tradicionalmente un mes malo para los alcistas, en el que los bajistas han acabado por llevarse el gato al agua. De hecho, los 'osos' han cerrado el 66% de todas las velas mensuales de septiembre desde el nacimiento del bitcoin en rojo. Por el contrario, los 'toros' solo han rubricado tres de doce en verde, con la vela mensual actual muy lejos de estar apenas empezándose a dibujar.

Para más 'inri', el noveno mes del año de cualquier período alcista ha acabado también con pérdidas para la más cotizada de las monedas de cifrado y jamás ha visto un aumento del precio de más del 6%, lo que aumenta las posibilidades de que 2021 no sea diferente a 2017 o 2020, cuando se dejó alrededor del 7,5%.

En cuanto a las noticias que podrían servir de catalizadores al precio, si bien hay desarrollos positivos, como que el día 7 se aprobará la legislación de El Salvador que convierte el bitcoin en moneda de curso legal, las preocupaciones regulatorias siguen pesando entre los inversores con nuevos palos en las ruedas que llegan desde China y con el mayor escrutinio del Gobierno de EEUU a los criptobrókers para rastrear a los tenedores de 'criptos'.

Desde el punto de vista del análisis técnico, la criptodivisa confirmó justo a principios de agosto un cabeza y hombros invertido al superar la resistencia de los 41.500 dólares. "No tengo claro si corregirá hasta este nivel pero, si lo hiciera, sería una clara oportunidad de compra. Si la figura se cumple, estamos hablando de niveles de subida mínimos hacia los 60.000 dólares. El 'feeling' me dice que terminará atacando los máximos históricos (65.000) en busca de los 100.000 dólares", indica José María Rodríguez, analista de 'Bolsamanía'.

Pero si hay que apelar de nuevo al pasado, este acontecimiento podría esperar a octubre, mes en que los registros muestran que los alcistas son quienes dominan el mercado. Desde 2013, sólo dos años han dejado rendimientos negativos en el décimo mes, mientras que en el resto, nunca se ha subido menos del 10%, con alzas tan memorables como el 47,81% de 2017 o el casi 28% de 2020, según datos de Bybt. Pronto lo sabremos.

Noticias relacionadas

contador