Nikkei
17.820,19
  • 1,47
  • 0,01%

Signo mixto en los mercados asiáticos este jueves, ya que los inversores se mantuvieron cautelosos por la rápida propagación del nuevo coronavirus fuera de China, que ya ha infectado a más de 81,000 personas y ha matado a más de 2,700.

La mayoría de casos y afectados por el Covid-19 hasta la fecha son de China. Sin embargo, el número de casos fuera del país ha aumentado en las últimas semanas, especialmente en lugares como Corea del Sur, Italia e Irán. Eso ha llevado a una liquidación de posiciones en los parqués globales incluso en los EEUU donde el S&P 500 ha perdido 1,7 billones de capitalización en solo dos sesiones.

Las acciones japonesas lideraron las pérdidas entre los principales mercados de la región, ya que el Nikkei 225 cayó un 2,13% para cerrar en 21.948,23 puntos, mientras que el índice Topix finalizó su día de negociación un 2,37% más bajo en 1.568,06 puntos. El yen japonés, considerado un activo seguro, cotiza en 110,13 yenes frente al dólar, fortaleciéndose desde niveles superiores a 111,00 yenes alcanzados a inicios de semana.

En Corea del Sur, el Kospi cerró un 1,05% más bajo en 2.054,89 puntos ya que el Banco de Corea mantuvo su tasa de política sin cambios. El banco central sorprendió a los mercados al mantener su tasa de interés de referencia en el 1,25% cuando los analistas encuestados por Reuters esperaban un recorte. Eso fue a pesar de un aumento reciente en el número de casos de infección en el país: saltó de alrededor de 31 a más de 1,000 en poco más de una semana.

El won surcoreano, por su parte, se debilitó frente al dólar hasta 1,215,27 por dólar desde niveles cercanos a 1,212 antes de la decisión del banco central.

El índice Hang Seng de Hong Kong cerró prácticamente plano, mientras las acciones de China continental resistieron la tendencia general a nivel regional, ya que vieron ganancias en el día. El compuesto de Shanghai subió un 0,11%, mientras que el componente de Shenzhen subió un 0,32%. El compuesto de Shenzhen también avanzó 0,24%.

En Australia, el índice de referencia ASX200 cerró un 0,75% más bajo, debido a las ventas en las acciones de los principales bancos del país.

Noticias relacionadas

contador