traders-wall-street-marches-bourse
Wall Street.
21.052,53
  • -360,91
  • -1,69%

Wall Street ha vuelto a desplomarse (Dow Jones: -3,15%; S&P 500: -3,03%; Nasdaq: -2,77%) tras un pequeño rebote en la apertura y después de registrar el lunes su peor sesión en casi dos años, con caídas superiores al 3,5% para los índices neoyorquinos (el Dow Jones se desplomó 1.030 puntos y este martes se ha hundido 879 puntos). El coronavirus preocupa más que nunca tras su llegada a Italia y su expansión por Irán y Corea del Sur. La Bolsa de Nueva York ha caído más del 6% en las dos primeras sesiones de la semana.

Nancy Messonnier, una alta funcionaria del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) ha recomendado cómo prepararse si el brote de coronavirus empeora en el país.

"Estamos pidiendo al público estadounidense que trabaje con nosotros para prepararnos sobre la expectativa de que esto podría ir a peor", ha comentado.

Dentro del frente empresarial, cada vez son más las compañías que lanzan advertencias sobre sus beneficios. Esta vez, han sido United Airlines y Mastercard las encargadas de hacerlo por el impacto negativo del covid-19.

Estos profit warning han afectado al sector de aerolíneas y al de compañías de tarjetas de crédito. Por ejemplo, American Airlines se ha desplomado más del 9% en el S&P 500 y American Express y Visa han bajado más del 5% en el Dow Jones. Las grandes tecnológicas como Apple (-3%), Alphabet (-2%) tampoco se han librado.

La expansión del coronavirus a otros países "nos hace reajustar nuestras previsiones de crecimiento para 2020", reconocen los estrategas de LPL Financial. "Podemos ver descensos de las ganancias empresariales y las perspectivas de crecimiento macro rápidamente", añaden.

Los analistas de Goldman Sachs han recortado su previsión del PIB estadounidense en el primer trimestre hasta el 1,2% desde el 1,4%. "Los riesgos están claramente sesgados a la baja hasta que se contenga el brote", ha comentado Jan Hatzius, economista jefe de Goldman. "Una cantidad cada vez mayor de compañías están sugiriendo posibles recortes de producción si las interrupciones de la cadena de suministro persisten en el segundo trimestre o más adelante", ha añadido este experto.

"Las preocupaciones por el coronavirus han afectado con fuerza a los mercados, con un alcance más global por el temor a que no pueda ser contenido tan fácilmente como se había anticipado", afirma Joshua Mahony, analista de IG. "Tras estas ventas, se ha producido una búsqueda de activos refugio", añade este experto, sobre todo hacia el oro y los bonos.

En otros mercados, el petróleo West Texas cae un 3,2%, hasta 49,77 dólares, mientras el mercado sigue descontando una menor demanda mundial debido al coronavirus. Por su parte, la onza de oro corrige un 2,5%, hasta 1.634 dólares, tras marcar máximos de siete años cerca de 1.700 dólares este lunes.

Además, la rentabilidad del bono americano a 10 años ha marcado un nuevo mínimo histórico en el 1,32%. Por último, el euro se deprecia un 0,12% y se cambia a 1,0839 dólares, tras marcar recientemente mínimos de tres años en $1,0775.

Los futuros sobre los fondos federales americanos han duplicado la probabilidad de una bajada de tipos en marzo por parte de la Fed hasta el 23% desde el 11% del pasado viernes. Y para la reunión de abril, han aumentado la probabilidad hasta el 45% desde el 36%. Así las cosas, los bonos están anticipando como mínimo una fuerte desaceleración económica a corto plazo, a la espera de cómo evolucione la crisis del coronavirus en las próximas semanas.

En este sentido, el vicepresidente de la Reserva Federal (Fed), Richard Clarida, ha comentado que "es demasiado pronto" para calibrar el posible impacto del coronavirus en la economía americana, aunque ha añadido que "responderemos en consecuencia".

FIGURA BAJISTA EN EL DOW JONES

Por análisis técnico, el Dow Jones ha perforado el soporte clave del corto plazo situado en los 28.169 puntos. "Mucho cuido con la confirmación del abandono de este nivel de precios ya que podríamos acabar viendo la formación de un doble techo en las inmediaciones de los 29.500 puntos", afirma César Nuéz, analista de Bolsamanía.

"Esta figura es de cambio de tendencia y podría acabar por arrastrar la cotización del índice hasta el nivel de los 27.325 puntos. No volveremos a ver una señal de fortaleza en el selectivo mientras que se mantenga cotizando por debajo de los 29.000 puntos", afirma este experto. El selectivo ha cerrado por debajo de ese soporte en 27.081 puntos.

Noticias relacionadas

contador