bourse-londres-london-stock-exchange 20200127192818
London Stock Exchange.

Aunque con frecuencia bancos y aseguradoras acaparan los titulares relativos al sector financiero, Capital Group avisa de que hay un segmento que genera crecimiento y reparte dividendos de forma constante y que es muy interesante para meter el dinero: los operadores bursátiles.

William Pang, analista, y Marc Nabi, director de inversiones de Capital Group, explican que las ganancias cosechadas por las compañías de los mercados financieros contrastan con las fuertes caídas del sector financiero en su conjunto, en el que los bancos tradicionales, en particular, han tenido que lidiar con tipos de interés ultrabajos y la desaceleración de la economía mundial. "A lo largo de los últimos años, las cotizaciones de muchos operadores bursátiles de todo el mundo, como Nasdaq, London Stock Exchange Group y Hong Kong Exchanges and Clearing, han subido con fuerza", remarcan.

En este sentido, consideran que las bolsas de valores son compañías "sólidas" que ofrecen una serie de características "atractivas" para carteras orientadas tanto al crecimiento como a la generación de rentas. "(Estos negocios) han devuelto gran cantidad de capital a los accionistas y las acciones de la mayoría de estas compañías generan rendimiento. En comparación con los bancos, las bolsas de valores han necesitado menos capital de explotación y han generado una mayor rentabilidad sobre el capital invertido", añaden.

LOS TRES PILARES DE CRECIMIENTO

De cara al futuro, Capital Group identifica tres pilares de crecimiento para el sector de operadores bursátiles.

- Trading. El trading es una actividad que genera un margen elevado: los márgenes de EBIT (beneficios antes de intereses e impuestos) promedian un 60% en el sector. Los futuros son la principal clase de activos, y la más atractiva, mientras que las acciones constituyen un segmento maduro con precios estables. Para los inversores, resulta especialmente importante que estos elevados márgenes requieran niveles reducidos de capital y generen abundante efectivo disponible.

- Servicios. Las bolsas no solo son plataformas de trading, sino también proveedores de infraestructuras de mercado (MIP, por sus siglas en inglés).

El sector de MIP, que aglutina a proveedores de datos, depositarios y proveedores de tecnología financiera e infraestructuras, alberga un 'pool' de ingresos entre seis y siete veces superior al del sector de negociación. Se ha registrado un fuerte crecimiento orgánico propiciado por la demanda de datos, la automatización y la externalización. Asimismo, los mercados financieros han venido aprovechando su posición dominante en el ámbito de la negociación para expandirse a sectores de MIP afines.

- Fusiones y adquisiciones. Los operadores bursátiles se encuentran en excelentes condiciones para acometer fusiones y adquisiciones, dados sus sólidos balances de situación, su elevada tasa de conversión de flujos de efectivo libre y su posición de monopolio en la actividad de compraventa que desarrollan.

Las fusiones han transformado el ámbito de los mercados financieros globales; todas las principales compañías bursátiles son fruto de múltiples fusiones. En general, las razones económicas para acometer fusiones y adquisiciones son relevantes: las bolsas pueden conservar en gran medida los ingresos de la entidad adquirida y reducir sus costes.

"Hay un largo recorrido de consolidación en el fragmentado sector de MIP, donde las compañías ofrecen una gran variedad de productos y servicios, entre ellos el trading, la compensación, la custodia, la indexación y el suministro de datos", reconocen desde Capital Bolsa. Algunos ejemplos recientes son la adquisición del centro de datos Refinitiv por parte de London Stock Exchange Group; la adquisición de Axioma por parte de Deutsche Bourse; o la compra por Nasdaq de Verafin.

Noticias relacionadas

contador