ep la subgobernadora del banco de espana margarita delgado durante su intervencion en la mesa

El creciente grado de integración institucional de la Unión Bancaria no se ha visto acompañado de una mayor actividad transfronteriza en el sector bancario o fusiones entre entidades de distintos países, lo que sugiere que aún queda mucho camino por recorrer en cuanto a la creación de un verdadero mercado bancario europeo, según ha señalado la subgobernadora del Banco de España (BdE), Margarita Delgado.

Esta situación, según Delgado, se explica parcialmente por la sobrecapacidad del sector, pero también por las barreras que representan a una mayor integración las distintas prácticas supervisoras a nivel nacional.

"Sería el momento de pedir la finalización de estas prácticas supervisoras separadoras que van en detrimento de la integración financiera y, por tanto, limitan la ambición de la Unión bancaria como una jurisdicción única", ha señalado la subgobernadora del Banco de España.

En este sentido, la banquera española considera que aún persisten ciertos obstáculos culturales, institucionales y regulatorios que dificultan el surgimiento de un verdadero mercado bancario europeo.

En opinión de Delgado, la resistencia a retirar dichos obstáculos implica en gran medida conservar estructuras 'separadoras' (ring fencing) a nivel nacional, limitando o incluso impidiendo el flujo libre transfronterizo de capitales o liquidez.

"Hasta el momento, el mayor grado de integración institucional de la Unión Bancaria no ha venido acompañado de una mayor actividad transfronteriza en el sector bancario. La ausencia de fusiones transfronterizas es vista por muchos como una evidencia de que aún tenemos un largo camino por delante en términos de integración y diversificación", ha añadido.

No obstante, la subgobernadora del Banco de España ha subrayado que las potenciales fusiones no representan un objetivo por sí mismas y deben contar con sentido económico, algo que resulta difícil por la complejidad de lograr mejoras en la eficiencia vía reducción de costes mediante fusiones transnacionales.

SEGURO DE GARANTÍA DE DEPÓSITOS

Por otro lado, Delgado ha subrayado que la ausencia de un seguro de garantía de depósitos implica que la Unión Bancaria aún carece de uno de los tres pilares fundamentales necesarios para alcanzar solidez estructural, destacando que un mecanismo así contribuiría a elevar la confianza de los ciudadanos. "Un seguro de depósitos mutualizado plenamente desarrollado tendría un gran impacto en la confianza de los ciudadanos, pero también un mayor grado de compartición de riesgos en el seno de la zona euro contribuiría a alinear la responsabilidad financiera con el proceso de toma de decisiones paneuropeo ya en marcha en áreas de supervisión y resolución", ha apuntado.

En este sentido, Delgado ha subrayado los progresos en diversos ámbitos, incluyendo el saneamiento de los balances bancarios, pero ha advertido de que para avanzar en la armonización del sistema bancario "será necesario un soporte en caso de crisis en un entorno común", algo que considera muy importante para la construcción de una unión de mercados de capital.

Asimismo, al margen de completar la Unión Bancaria, Delgado ha señalado la necesidad de seguir progresando en otras áreas como la homogenización de la base legal en la zona euro, con carácter particularmente importante en ámbitos como la lucha contra el blanqueo de capitales y la resolución de entidades. Por otro lado, la subgobernadora ha defendido que completar la unión del mercado de capitales complementaría y fomentaría un verdadero sector financiero transfronterizo, lo que permitiría a los agentes económicos suavizar los 'shocks' asimétricos nacionales.

Por último, la banquera ha apuntado la importancia de abordar la ausencia de un activo seguro europeo que se convierta en referencia común y ayudase a mitigar el nexo entre emisores soberanos y entidades nacionales.

Noticias relacionadas