Shenzen Asia

Las bolsas asiáticas han cerrado la jornada del miércoles al alza. La pausa en la guerra comercial ha animado a los inversores tras conocer el acuerdo de EEUU y China de retrasar los aranceles a ciertos productos hasta diciembre. Una decisión que también ayudó a que Wall Street acabara en positivo.

El índice de Shanghai ganó un 0,78% y el Shenzhen subió un 1,24%. Mientras, el Hang Seng en Hong Kong avanzó un 0,54%, el Nikkei 225 de Japón, un 0,92% y el Topix, un 0,79%. En Corea del Sur, el Kospi sumó un 0,74%.

"Debe mantenerse un alto grado de escepticismo" ya que es "poco probable un acuerdo inminente"

En la tarde del martes, el representante de Comercio de EEUU anunció que ciertos productos no tendrán aranceles adicionales del 10%, a la vez que la imposición de otros aranceles se retrasarán hasta diciembre. Pese a esto, algunos analistas creen que "debe mantenerse un alto grado de escepticismo" ya que es "poco probable un acuerdo inminente" entre ambas naciones. Así lo aseguran a CNBC desde National Australia Bank. "La demora es puramente por un momento político en lugar de un cambio más sustancial en el enfoque de la relación entre Estados Unidos y China".

Por otro lado, se mantienen las tensiones en Hong Kong. El aeropuerto continuó registrando interrupciones en los vuelos por segundo día consecutivo en medio de las protestas que vive la ciudad. De hecho, China llegó a mostrar sus intenciones de desplegar al ejército. "En el corto plazo, la policía de Hong Kong podría tomar medidas más duras y China podría estar tratando de resolver este problema de una forma u otra, lo que será negativo para los mercados", afirman desde Credit Suisse, que aconsejan "reducir la exposición a los mercados de Hong Kong y moverse hacia más mercados del sur de Asia como Indonesia".

En cuanto a las divisas, el Banco Popular de China estableció su tasa de referencia oficial del punto medio para el yuan en 7,0312 por dólar el miércoles, más fuerte que las expectativas de los analistas, y la quinta sesión consecutiva donde el banco central fija el punto medio en un nivel más débil que el psicológicamente importante de 7 yuanes por dólar.

Noticias relacionadas