¿Por qué Donald Trump estudia comprar la isla de Groenlandia?

Los amplios recursos naturales, la posición geoestratégica y las ventajas militares, claves

Alfonso Peña
Bolsamania | 16 ago, 2019 06:00 - Actualizado: 09:34
trump-a-orlando-floride

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contempla la posibilidad de comprar la isla de Groenlandia a Dinamarca según ha adelantado "Wall Street Journal". El mandatario estadounidense habría visto con buenos ojos la posibilidad de adquirir la isla más grande del mundo dados los amplios recursos naturales, la posición geoestratégica y las ventajas militares que esta posee. Diversos medios van más allá y afirman que Trump ya habría mandado estudiar la posibilidad de acometer la operación a su consejo asesor en la Casa Blanca.

El presidente Republicano vuelve a estar en el centro de las miradas del panorama internacional, y es que, esta vez el presidente norteamericano estaría estudiando la posibilidad de adquirir un nuevo territorio, concretamente la isla de Groenlandia, situada entre el Atlántico Norte y el Océano Ártico y que pertenece a Dinamarca.

La isla más grande del mundo se trata de un territorio de más de dos millones de kilómetros cuadrados, cubiertos de hielo al 75% y que tiene una población de 56.000 habitantes. La isla es un territorio independiente y que opera como un autogobierno, a pesar de que Dinamarca controla los temas de seguridad y política exterior del país, concretamente Groenlandia depende de una ayuda subsidiaria que supone el 60% del presupuesto anual del país. Históricamente, ha pertenecido a Europa, pero en 2009 se le otorgó mayor autonomía, ya que, una amplia mayoría del pueblo groenlandés estaba a favor de conceder más competencias al Gobierno local. Desde ahí, el groenlandés (lengua oficial) se ha consolidado y la Reina Margarita es la jefe de estado. Desde 1985 no pertenece a la Unión Europea.

¿POR QUÉ EEUU ESTARÍA INTERESADO EN COMPRAR GROENLANDIA?

Desde el país norteamericano se afronta el asunto con cautela, ya que, hay una gran división de opiniones por parte de las fuentes cercanas al Gobierno sobre si la propuesta de compra es real o no. Sin embargo, lo que se sabe hasta el momento, siempre según la información adelantada por "Wall Street Journal" es que habría ciertos factores que habrían propiciado que el presidente de EEUU contemple seriamente esta posibilidad.

Por encima de todo, tanto Trump como algunos de los asesores, conciben la compra de la isla como interesante para los intereses económicos del país. Específicamente, en primer lugar se aprecia como atractiva la amplia variedad de recursos naturales que posee la isla como el zinc, el plomo, el mineral de hierro, el carbón o el molibdeno entre otros. En segundo, lugar, se concibe la isla como un territorio con una posición geoestratégica muy favorable (al estar ubicada entre el Atlántico Norte y el Océano Ártico) y que sería de gran ayuda en materia de seguridad nacional según habrían argumentado oficiales norteamericanos.

Otro de los motivos a favor de comprar Groenlandia habrían sido las ventajas militares. Se aprecia que la compra podría contribuir a tener una situación militar más controlada con países como Rusia y China. Asimismo, desde 1951 Estados Unidos posee la estratégica Base Aérea de Thule, que cobró especial importancia durante la Guerra Fría, esta otorga derechos militares al país norteamericano e incluye una estación de "sistema de alerta temprana de misiles", además esta Base es utilizada para operar con el Comando Espacial de la Fuerza Aérea de EEUU.

Por último, desde el "Wall Street Jornal" se afirma que en una cena de socios colaboradores de Trump que tuvo lugar la pasada primavera, uno de los presentes le habría dicho al presidente norteamericano que Dinamarca estaría teniendo problemas financieros en su asistencia a Groenlandia y que debería considerar su compra. Esta confesión podría haber motivado a que se pueda dar el visto bueno a la operación.

Informaciones de diversos medios apuntan a que la posibilidad de comprar Groenlandia no es una mera contemplación y van más allá al afirmar que ya se habrían dado los primeros pasos para abordar la operación. Desde el "Washington Post" se asegura que ya se ha discutido sobre la legalidad de la hipotética compra y la CNN va más allá y afirma que Trump ya ha pedido al abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, que estudie la posibilidad.

DINAMARCA: "ES UNA MUESTRA DEFINITIVA DE QUE SE HA VUELTO LOCO"

En la otra cara de la moneda, varios de los representantes del Gobierno danés y groenlandés se han pronunciado sobre las informaciones de la operación y han descartado toda posibilidad de que esta se pueda llevar a cabo. El ex primer ministro danés y actual líder de la oposición, Lars Rasmussen, ha señalado por redes sociales: "Debe de ser una broma del 1 de abril completamente fuera de temporada". En la misma línea ha respondido Soren Espersen, portavoz en Asuntos Exteriores del Partido Popular danés: "Si es cierto que está pensando en eso, es una muestra definitiva de que se ha vuelto loco. La idea de que Dinamarca venda 50.000 ciudadanos a Estados Unidos es una completa locura.

Donald Trump no sería el primer presidente estadounidense en la historia que intenta comprar Groenlandia, y es que, tal y como afirma el "Washington Post", Harry Truman (1945-1953) ofreció 100 millones a Dinamarca para adquirir la isla una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión