La extrema derecha amenaza la coalición de Merkel en Sajonia y Brandemburgo

La AfD podría ganar o quedar segunda en las elecciones regionales, demostrando una fractura

Bolsamanía
Bolsamania | 31 ago, 2019 14:38 - Actualizado: 10:27
merkel

Unos cinco millones y medio de electores están convocados este domingo a las urnas para los comicios regionales de Sajonia y Brandemburgo, dos "Länder" (estados federados) del este alemán que podrían dar un fuerte impulso a la ultraderecha. La victoria de este brazo de la política podría poner fin a 30 años de gobierno de los dos partidos principales y acelerar la desintegración de la coalición nacional de la canciller Angela Merkel.

El asunto de los refugiados y el cierre planificado de las minas de carbón en la región son los dos grandes temas que generan crispación entre los votantes y que se han convertido en la baza perfecta para la yesAlternativa para Alemania (AfD) en su plan para captar más votos.

La AfD se presenta como la heredera de los manifestantes que provocaron la caída del Muro de Berlín hace tres décadas y se espera que robe votos de ambos partidos en las elecciones que se celebrarán dos meses antes del 30 aniversario de la caída del símbolo más potente de la Guerra Fría, el Muro de Berlín.

El incremento de dos dígitos en el apoyo a la AfD amenaza a los conservadores de Merkel en Sajonia y podría restar poder en Brandemburgo a los socialdemócratas del SPD, socios de la canciller a escala nacional. Ambos partidos han liderado estos estados desde la reunificación en 1990, casi siempre con coaliciones.

Los carteles electorales de la AfD piden a los votantes que "completen el cambio iniciado en 1989". Con la palabra "Wende", utilizada para describir la caída del comunismo en Alemania Oriental, los carteles rezan: "1989 2019. Wende 2.0. Estad ahí cuando se haga historia!".

ENCUESTAS

Los sondeos germanos muestran lo cerca que está AfD de lograr el primer puesto en Brandenburgo arrebatándoselo a la CDU de Merkel. En el caso de Sajonia, en tan sólo cuatro años se ha convertido en el nuevo bastión de la ultraderecha, pasando del 9,7% de los votos en las anteriores elecciones al 24,9% que podría obtener según las últimas encuestas, muy cerca de los conservadores que se mantendría en el 29,2%.

Es muy poco probable que AfD se haga con el poder en ninguno de estos dos sitios, porque sus rivales (el centro derecha, el centro izquierda y Los Verdes) se aliarán para evitar que la ultraderecha se haga con el poder. Sin embargo, esto refleja un cambio que no parece coyuntural.

Para los analistas de Berenberg, el resultado de las elecciones es importante para la CDU. Si se adelanta a la AfD en Sajonia, la posición de la jefe del partido de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer (más conocida como AKK), heredera aparente de Merkel, sería más segura. De lo contrario, el debate sobre si debería dirigir a la CDU / CSU a las próximas elecciones federales se intensificaría.

Los expertos incluso ya vaticinan unas elecciones anticipadas a nivel federal a principios del próximo año, aunque es "algo improbable". Pero de producirse, Alemania probablemente terminaría con una coalición CDU / CSU-Green liderada por AKK.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión